Estilo de vida

¿Qué hacen estas medias rotas en mi bolso de oficina?

14/11/2017, a las 09:34

Los bolsos son fundamentales. ¡Los necesitamos para llenarlos de cosas imprescindibles! Bueno, y de algunas chorradas también, por supuesto. No lo niegues. Sí, tú. El caso es que los bolsos, además de ser útiles, deben tener el diseño adecuado para combinar con nuestro vestuario. ¿Llevarías un bolso de playa a un cóctel? No, ¿verdad?

Entonces, ¿cómo elegir el mejor para cada ocasión?

Cinco bolsos, cinco ocasiones

¿Tu bolso tiene el diseño y los colores adecuados? La clave de los complementos es elegir lo que más nos favorezca. Pero, en el caso de los bolsos, también importa su utilidad. Debemos atender al qué, al dónde y al cuándo. No es lo mismo una reunión en la oficina por la mañana, la boda de tu prima la del pueblo o una recepción en casa del embajador de Austria.

El de trabajo o universidad

Aunque tus necesidades dependerán de tu trabajo, conviene que el bolso sea grande, resistente y estructurado. Estaremos muchas horas fuera de casa y, aunque no vamos a cargar con él todo el tiempo, sí debe cubrir todas nuestras necesidades.

Debe tener espacio suficiente como para contener todas las cosas que podemos necesitar, desde el móvil y su cargador hasta artículos de higiene. Desde carpetas o documentos hasta el tupper con el almuerzo.

Un elegante bolso tipo maletín o un maxibolso pueden ser perfectos para ir al trabajo. Preferiblemente, que sea formal y de aspecto profesional. Destacamos los bolsos satchel y los duffel.

El de diario

Para ir, venir y hacer recados, conviene que el bolso sea amplio y aún más cómodo que el anterior, porque este sí que lo cargaremos todo el tiempo. Asegúrate de poder llevarlo cruzado, así tendrás las manos libres para manipular las compras.

Este bolso tiene que aguantar mucho trote y debe ser de calidad. Gracias a su tamaño, podrás guardar algunas compras e incluso podrías colgarle el abrigo cuando te convenga. Recomendamos los de tipo mochila o saco.

El del gimnasio

¿Dónde vas a meter la toalla, la ropa y los artículos de higiene? Sin duda, este bolso debe ser grande, como una mochila o bolsa deportiva para llevar al hombro.

Debe tener un tejido transpirable, resistente y lavable para que no acabe oliendo a fábrica de champiñones. Conviene que tenga varios bolsillos para ordenar tus utensilios: aquí el champú, aquí el monedero y las llaves, aquí el móvil. ¡Que aporte soluciones a tus necesidades!

El informal para salir

Para un café, cena o copas con amigos necesitamos un bolso cómodo y que nos permita llevar lo indispensable sin quedarnos cortas. No hacen falta grandes espacios, pero tampoco debemos limitarnos porque, ¿quién sabe? A lo mejor necesitamos maquillarnos, lavarnos o cambiarnos las medias que se rasgaron con una puntita del asiento.

En estos momentos, apuesta por una mochila pequeña y elegante o por bolsos tipo hobo o tote. Si es una cita informal pero estar elegante y chic importa especialmente, recurre a algo más pequeño: bolsos clutch o wristlet.

El de fiesta chic

El bolso debe ser pequeño y solo llevará lo mínimo, porque su utilidad no está en lo que pueda cargar sino en cómo te hace lucir. Debe combinar con tus prendas, maquillaje y joyas y es, en sí mismo, una pieza decorativa. No dudes: clutch o bolsos tipo sobre. Si se trata de algo realmente exquisito, un enjoyado minaudiere.

Hazte la vida más fácil con los bolsos adecuados

No eres como Doraemon, el gato cósmico que guardaba de todo en su bolsillo mágico. Así que te interesa saber elegir bien los bolsos y cambiarlos según el momento del día. Por utilidad, estética, ¡y también por tu salud lumbar!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana