Estilo de vida

El filtro de Instagram que más usan las personas deprimidas

13/03/2018, a las 22:31

Instagram es el escaparate en el que una colección de pies en la playa convive con tu lindo gatito. Mientras tu mascota juega con un ovillo de lana, tu vecino te muestra qué ha comido hoy. La guapa de tu colegio, consciente de que lo es, aprovecha cada viaje al baño para mostrarte su espejo, y tu compañero de trabajo se empeña en gritar al mundo que está enamorado. Pero no es oro todo lo que reluce: la red social de moda encierra un secreto.

No estás para jugar a los detectives, así que vamos al grano. Todas esas imágenes que se suceden en tu pantalla cada día cuentan más de lo que resumen sus protagonistas. Ilustran el estado de ánimo de sus dueños, no el que vemos a través de esa sonrisa forzada, sino el verdadero. ¡El polígrafo existe y se llama Instagram!

¿Qué cuentan las fotos sobre nosotros?

No es la postura que adoptamos o el texto que escribimos acompañando la instantánea. El gesto que nos delata es el filtro que utilizamos. ¿Pueden el brillo y la saturación de tus fotografías ser más soplones que la maruja de tu bloque? Rotundamente, sí.

De hecho, un estudio ha comprobado que uno de los tamices que incorpora la aplicación cuenta que eres una persona deprimida. Nos referimos al Inkwell o, hablando en cristiano, el blanco y negro. En este momento estás revisando mentalmente tu perfil, comprobando de memoria si lo has usado, ¿verdad?

Una radiografía de nuestro comportamiento

Esa capacidad para detectar el sentimiento del usuario provoca escalofríos, ¿no crees? Si pretendías esconder tu abatimiento con una captura del único momento en el que sonreíste ayer, no ha funcionado. ¡Instagram ya te conoce más que tu madre!

Puede resultar incómodo, pero ahora que ya sabes el filtro al que nos referimos, puedes ayudar a ese ser querido que está pasando por una situación indeseable. O, sí, ese individuo desmoralizado podrías ser tú y estás pidiendo un abrazo a gritos.

Así fue el descubrimiento

Atribuir una actitud pesimista al modo de tunear nuestras fotos antes de publicarlas no es algo que nos hayamos sacado de la manga. Los responsables del hallazgo son dos profesores de las universidades estadounidenses de Harvard y Vermont.

Los docentes analizaron casi 44 000 fotos (se dejaron los ojos, efectivamente) de 166 asiduos a esta aplicación. 71 de ellos atravesaban por un momento depresivo. Por tanto, la muestra incluía participantes desmoralizados, pero también eufóricos y neutrales.

Otros síntomas

A través de algoritmos de detección de rostros y otros datos alusivos al color, por ejemplo, obtuvieron conclusiones reveladoras. Su diagnóstico resultó más certero que el de los médicos. De hecho, descubrieron otros síntomas del uso de Instagram por parte de las personas decaídas o melancólicas.

Estos usuarios no solo pintaban sus imágenes de blanco y negro. Cuando optaban por no seleccionar un filtro, se decantaban por fotografías más oscuras o por los tonos azulados, dando muestras de esa aflicción. Preferían las fotos de cara y en solitario. Por otro lado, y al contrario de lo que puedas pensar, se prodigaban más que aquellos no diagnosticados por depresión.

Así que, si tu amiga ha decidido desintoxicarse de las redes sociales y hace tiempo que no se le ve el pelo por Instagram, ¡no te alarmes! Probablemente esté más contenta que unas castañuelas. Ahora bien, si todas sus fotos son oscuras, en la última semana ha publicado 200 y en todas aparece sola, quizás sea hora de tener una charla con ella.

 

También te va a interesar:

La nueva tendencia en Instagram entre las celebrities

Conoce todos los tipos de selfie y… ¡triunfa en Instagram!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana