Estilo de vida

Eliminar la grasa de tus piernas es posible

15/04/2018, a las 16:18

No nos hace falta ni preguntártelo. Sabemos que la grasa corporal que más te molesta es la de las piernas. ¿Verdad? Te miras al espejo y, si no es la maldita celulitis, es cierta gordura en las extremidades inferiores. El trasero y los muslos crecen, los tobillos se engrosan. Poco estético, ¿verdad?

Y tú deseas unas piernas que dé gusto mostrar y que entren en los pantalones del año pasado, esos que te compraste en las rebajas porque eran chulísimos (y caros). Pero has engordado y ahora están aburridos en el cajón. Pues no te rindas, vamos a eliminar esa grasa.

Di adiós a las piernas gorditas

Si eres de las que en verano no enseñan las piernas ni locas, porque las tienes gorditas o con celulitis, tenemos buenas noticias. Si te empeñas, el próximo día de playa podrás descubrirlas con orgullo.

Eliminar la grasa del cuerpo siempre requiere tiempo, esfuerzo y paciencia. Además, resulta que no toda la grasa desaparece con igual facilidad. Es más sencillo reducir los michelines que acabar con las acumulaciones de las extremidades inferiores.

Recuerda que una cosa es la grasa interna, la de las piernas, y otra es la celulitis. Esta última se encuentra en la piel. Por eso es perfectamente posible ser delgada y tener celulitis. La eliminación de esta no es el objetivo de este artículo.

Para conseguir unas piernas tonificadas, lisas y bonitas, vas a tener que implicarte. Pero conseguir, se consigue. Que se lo digan a todas esas chicas de Instagram tan perfectas que muestran unas piernazas de escándalo. Mucho gimnasio, sí.

Apúntate a una vida sana

Porque la clave para perder grasa de cintura para abajo está en llevar una vida sana, seguir una dieta de adelgazamiento para no meter más calorías de las necesarias y quemar a saco las que te sobran.

Todo eso es un trabajo genérico que te vendrá muy bien para perder peso en todo el cuerpo. Pero ¿qué hay de las piernas? ¿Qué podemos hacer para llevarlas al estrellato?

Haz cardio

Los ejercicios cardiovasculares en los que estén implicados las piernas son necesarios para activar la quema de grasa. No te creas que necesitas machacarte con ellos. En realidad se trata más de ejercicios de intensidad moderada pero de larga duración. Por ejemplo, una o dos horas de paseo a pie o en bicicleta con pedaleo continuo sin grandes exigencias. La clave es mantener las piernas en movimiento. Que sus músculos se calienten bien.

¡Explosión!

Además del ejercicio moderado de larga duración, de vez en cuando tendrás que hacer otros de tipo explosivo, como una carrera repentina a toda la velocidad que puedas o un sprint bien potente con la bici. Estos ejercicios buscan fortalecer los músculos de las piernas. Acero para los barcos, ya sabes.

Sentadillas a gogó

Si quieres reducir la grasa y al mismo tiempo aumentar el volumen y tener un trasero de infarto, introduce las sentadillas en tus rutinas deportivas. Plantéate hacer unas cincuenta diarias durante un mes. En la segunda o tercera semana, incorpora al ejercicio algún peso extra. Esto llevará a tus músculos al límite, cada vez más fuertes y con mayor necesidad energética. Por lo tanto, con mayor consumo de grasa.

Cuida la alimentación

Menos calorías y más proteínas. Estas se necesitan para generar más músculo y tener unas piernas bien tonificadas. También debes hidratarte bien. A veces, la retención de líquidos hincha las piernas, algo molesto y antiestético. La solución, paradójicamente, está en beber más agua.

En definitiva, prepárate para trabajar duro. Pero ya sabes, el esfuerzo tiene mayores recompensas. Si te organizas bien, este verano pondrás morenas unas piernas de escándalo. ¡A lucirlas!

 

También te va a interesar:

Di adiós a la celulitis con estos consejos

Si ves una película de terror… ¡Adelgazarás!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana