Estilo de vida

Hay una edad a la que somos menos felices

13/03/2018, a las 21:30

A los cuatro años aprendiste a leer. A los seis ya te gustaba tu compañero de pupitre. A los quince celebraste tu primer San Valentín. No habías cumplido los 30 cuando decidiste unirte en matrimonio y tres años después comprobaste el amor que se profesa a los hijos. Para todo en la vida hay una edad. ¿También para ser menos feliz? La ciencia dice que sí.

Los expertos vienen a aguarte la fiesta. ¡No todo va a ser tomar el sol! A veces llueve fuera de casa, y dentro, también. La pregunta es: ¿cuánto tiempo te queda para la fatídica fecha? Te sacamos de dudas para que prepares el paraguas. ¡La cuenta atrás está en marcha!

Soy infeliz; ¿es grave, doctor?

No pongas cara de cordero degollado, todo el mundo conoce la desdicha en algún momento de su existencia. Es una realidad universal, igual que la obsesión de las madres es que nos abriguemos y que las lentejas ganan con chorizo. Y, por cierto, imitas a la perfección esa mirada de perrito desvalido de tu mascota cuando quiere morder tu filete. Así que, claudicamos. Para paliar tu dolor y evitar que sigas mordiéndote las uñas, te damos la buena noticia ya: irás por la vida con el emoticono de la boca torcida durante dos años.

¿No vas a aguantar un par de años?

Es lo que dura, según los entendidos, esa etapa de descontento. Superable, ¿no? Piensa en lo rápido que se te pasaron las dos temporadas de tu serie preferida. O en que parece que fue ayer cuando Truman se alzó con el Goya a la Mejor Película en 2016. Y ahora somos nosotros los que abrimos el sobre…

La crisis de los 40

Otra ventaja es que quizá ya hayas atravesado ese periodo indeseable. Eso sí, si no has llegado a la cuarentena, siéntate y respira. Es la edad a la que, según la ciencia, serás menos feliz. Vamos, que la crisis de los 40 no era una invención de tus primos mayores.

El estudio con el que se llegó a esta conclusión se efectuó con 50 000 adultos procedentes de Alemania, Australia y Reino Unido. Teniendo en cuenta este aspecto, puedes hacerte el sueco. Existe un halo de esperanza, al menos para apaciguar los síntomas. Agárrate al sol y a las tapas españolas, dos medicamentos naturales para, al menos, esbozar una sonrisa. Las cosas están así: si cumples esa cifra la semana que viene, ¡empieza ya con tu ruta gastronómica! 

Sea como fuere, esta investigación también dio explicación a su resolución. Los responsables adujeron el montón de responsabilidades que acumulamos las personas en ese momento de nuestra existencia. Con 40 tienes que adaptarte a tus pequeñas criaturas. Pero también te preocupan tus padres, van sumando años y la intranquilidad se apodera de ti.

Tus hijos, tus padres ¡y tú!

Por si esto fuera poco, aún tienes que aguantarte a ti mismo. Tu cuerpo no es el de antes, empiezas a sufrir achaques. Pero la tormenta pasará, como te decimos, en un par de años. Mientras tanto, puedes elaborar una lista con todos tus deseos y empezar a hacerlos realidad. ¿Ya has montado en globo? ¿Ya has plantado un árbol? ¿Ya has escrito un libro? Oye, llegarás a los 40 y comenzará a rodar la lágrima por tu cara, pero ¡disfruta mientras puedas!

Ahora que ya sabes a qué edad serás menos feliz, no dejes de ser positivo. Haz tuya la frase: “la felicidad es darle la vuelta a la almohada y seguir durmiendo”. ¡Quítale hierro a la vida, que ninguno vamos a salir vivo de ella!

 

También te va a interesar:

¿Cuál es la edad de la felicidad?

Las 10 frases que deberías repetirte cada día para ser más feliz

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana