Estilo de vida

¿Puedo ser más fértil de manera natural?

15/04/2018, a las 20:19

Muchas veces pensamos que ser fértil y tener hijos es algo que ocurre, sin más. De pronto, ¡zas! ¡Sorpresa! Pero lo cierto es que no es tan automático como parece. Muchas parejas tienen problemas para concebir y deben intentarlo una vez tras otra porque, en realidad, la fertilidad no está asegurada.

Si tienes este problema, seguramente estés pasando un mal rato. Nada peor que querer algo y no poder conseguirlo, cuando a tu alrededor parece que surgen los bebés como setas. Mira tus redes sociales: a partir de los 30 años parece que hay una invasión de embarazos y bebés. ¡Todos los amigos y la mitad de tus primas tienen hijos! Por suerte, hay métodos para aumentar la probabilidad de éxito, y algunos están más cerca de lo que crees: en tu plato.

La importancia de la alimentación

Las causas y las consecuencias de la infertilidad de mujeres y hombres pueden diferir, pero la preocupación es la misma: ¡querer hijos y no poder! ¿Estás en esta situación? Si te vas a embarcar en la nave Maternidad Uno, ve preparando la ruta, porque el camino es largo y para llegar a la galaxia Bebé cada detalle cuenta.

En esta aventura espacial, la alimentación de los astronautas tiene especial importancia. Hay que estar en forma, evitar el sobrepeso y procurar una buena salud cardiovascular. Por suerte, no se trata de comer a base de pastillas de colores en gravedad cero. Se trata de seguir las pautas nutricionales que ya conoces: más frutas y verduras y menos grasas e hidratos de carbono. Hay que eliminar de la dieta lo contraproducente y aumentar la presencia de sustancias que aumenten la fertilidad, como los antioxidantes.

El menú de ella

Además de lo mencionado, ¿qué nutrientes en concreto debería buscar la mujer? Se sabe que estos son beneficiosos para la fertilidad femenina:

Hierro. Las carnes rojas son ricas en este mineral, así como los mariscos de concha (almeja o mejillón) y legumbres como las lentejas.

Vitamina D. El pescado azul es una fuente rica en este nutriente, y además aporta ácidos grasos saludables. Pero hay que evitar los pescados azules grandes como el atún, el bonito o el pez espada, porque pueden tener mercurio, un elemento que evita el embarazo y puede dañar al feto.

Vitaminas del grupo B. Presentes en legumbres, cereales, frutas y verduras de hoja verde como espinaca, lechuga o col.

Fibra soluble. Hay que evitar la harina y el azúcar refinados y apostar por los integrales para evitar los picos de insulina.

El menú de él

La fertilidad masculina está relacionada con la calidad del esperma. Para darle un chute de buen combustible a los soldaditos, conviene aumentar la ingesta de estos nutrientes:

Ácido graso omega 3. Abunda en el pescado azul, los frutos secos y el aceite de oliva.

Vitaminas del grupo B, como en la dieta de las mujeres.

Selenio. Este mineral se encuentra en el pescado, las carnes y los huevos, los cereales integrales y las setas.

Zinc. Disponible en verduras de hoja verde, carnes rojas y mariscos.

No le pongas obstáculos a tu viaje, pero tampoco pulses el botón de hipervelocidad. Para quienes la fertilidad se muestra perezosa, tener hijos es un proceso lento en el que se deben poner piezas poco a poco. La pieza de la alimentación es importante, pero también de las más fáciles de incorporar. Además, una dieta sana se nota también en el físico, ¿y quién no quiere verse guapetón? ¡Crea un menú sabroso y saludable que potencie tu fertilidad!

 

También te va a interesar:

El gel anticonceptivo que quiere cambiarte la vida

La vitamina D es importantísima para nuestra salud. ¡Así puedes tomarla!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana