Estilo de vida

¡Descubren el motivo por el que somos zurdos o diestros!

29/11/2018, a las 00:01

Después de muchas investigaciones, ideas y creencias sobre ser zurdo o diestro, y sus posibles causas… parece ser que ya se conoce el motivo o el lugar exacto donde se desarrollaría esta habilidad, y no… no es en el cerebro como siempre habíamos pensado.

La cifra de la población zurda ronda el 10 y el 15%, un número que no es muy elevado, pero si suficiente como para que científicos alemanes quisieran descubrir las causas que nos hacen preferir un lado u otro de nuestro cuerpo.

Nada tiene que ver, el ser zurdo o diestro, con la raza, el sexo u otros factores como la geografía… y mucho menos, el ser zurdo te hace más inteligente o que desarrolles habilidades o preferencias por las artes.

Lógicamente, ser zurdo o diestro tiene su causa biológica y es lo que han demostrado los investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania).

Esta preferencia la desarrollamos en los meses de gestación, pero no está relacionada con el desarrollo o comportamiento de nuestro hemisferio derecho o izquierdo, sino que según las investigaciones, la causa estaría en la médula espinal.

Al parecer, a las ocho semanas de desarrollo, ya hay claros signos que diferencian a zurdos y a diestros -como el chuparse el dedo derecho o el izquierdo- y estos se pueden notar en ese punto en concreto, que es el encargado de los movimientos de nuestras piernas y brazos.

 

Los movimientos en los niños viene controlados por la médula espinal, que ordena un movimiento con la ayuda de las instrucciones de la corteza cerebral… pero, y aquí viene lo importante, durante las primeras semanas de gestación, la médula espinal y la corteza cerebral no están comunicadas.

Por lo que los investigadores han determinado que ser zurdo o diestro tiene su causa únicamente en la médula… abajo el pensamiento de que tenía que ver con nuestros hemisferios cerebrales.

Además, dicen que el ADN es una cadena de genes que a veces se expresan y a veces no, y esto depende en muchos casos de factores externos, como influencias ambientales.

Estas influencias ambientales afectarían de distinto modo al lado izquierdo y al derecho de la médula espinal, haciendo que nos decantemos por un lado u otro.

También te va a interesar:

Estos son los siete signos (que desconoces) que denotan que eres un persona inteligente

60 cosas que deberías saber antes de morir

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana