Estilo de vida

Elimina el amarillo de tus dientes con estos trucos

10/05/2018, a las 21:23


Si sonríes mientras caminas por la calle y los coches se paran al confundir tu dentadura con un semáforo en ámbar, tienes un problema. No te preocupes, el 30 % de los adultos no se lava los dientes, por lo que parece normal que vayan adquiriendo un tono amarillento que tiene solución con los siguientes consejos.

Por qué tienes los dientes amarillos

Cada diente tiene dos partes fundamentales: el esmalte (la capa exterior) y la dentina (la parte interior). El esmalte se va desgastando por el uso, lo que permite que una serie de alimentos terminen por ir manchando progresivamente la pieza dental. El vinagre, salsas como el kétchup, los refrescos azucarados y los cítricos van erosionando el esmalte poco a poco. El tabaco es muy perjudicial, no solo para el tono de tus dientes, sino también para acelerar el deterioro de tu boca. Igualmente, una mala higiene es un motivo más para padecer las consecuencias ya comentadas.

Trucos para eliminar el amarillo de tu dentadura

Tras aprender a lavarte los dientes, esta aplicación puede serte de gran ayuda, tienes como opción seguir estos pasos para que el esmalte sea más blanco. El más utilizado es un tratamiento con lámparas ledes para blanquear tus piezas dentales. Sin embargo, hay trucos a tu alcance que te ayudarán a recuperar el blancor perdido:

Pasta de dientes, bicarbonato y agua oxigenada. Este truco has de hacerlo solo una vez ya que el bicarbonato, usado de forma habitual, puede afectar al esmalte. Mezcla la pasta con una cucharadita del resto de ingredientes y una última con agua del grifo. Crea una pasta homogénea y cepíllate de forma habitual.

Fruta. Antes de acostarte, frota tus dientes con cáscara de naranja. Notarás los primeros resultados a los quince días de haber comenzado a poner en práctica este truco. También puedes hacer una pasta con unas fresas molidas y frotar tus dientes con ella, pero siempre con movimientos suaves. El limón también es muy eficiente a la hora de hacer gárgaras. También puedes usar su cáscara para frotar tu dentadura. La manzana es perfecta para mejorar tu salud dental. Tienes que comértela tal cual y masticarla lo mejor posible para que haga efecto.

Albahaca. Solo tienes que dejar unas hojas de albahaca morada durante unos días en un lugar soleado. Cuando esté totalmente seca debes molerla. Añade el resultado a tu pasta de dientes y cepíllate de la forma habitual.

Carbón o en su defecto romero quemado, incluso pan quemado. En este último caso, nos referimos a la clásica tostada que se te quema y que raspas con el cuchillo. Esos restos puedes mezclarlos con la pasta de dientes, obteniendo así un blanqueamiento natural muy conveniente.

La importancia de la prevención

Para evitar que el tono amarillo de tus dientes vaya a más deberías tener en cuenta los siguientes consejos:

Cambia tus hábitos alimenticios y tus costumbres poco saludables. Deja de fumar, intenta comer más fruta y convierte tu dieta en una fuente de salud.

Aprende a lavarte los dientes. No estás cepillando un sofá, sino la puerta de entrada de las bacterias. Cepíllate bien, usa hilo dental y un colutorio que ayude a eliminar mejor las bacterias.

Pide cita con tu dentista. En cuanto veas que tus encías sangran, que el tono de tus dientes cambia o que el esmalte aparece dañado, no dudes en confiar en un especialista.

¿Has aprendido algo nuevo? ¿Piensas poner en práctica alguno de nuestros consejos? Todo sea por tener unos dientes más blancos y relucientes.

 

También te va a interesar:

Las pastas de dientes blanqueantes no son eficaces según la OCU

​¿De verdad hay alimentos que blanquean los dientes?

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana