Artículo

Complicado puede, pero no imposible ¡Existe la pareja ideal!

Juani Femenia

Hay quien asegura de forma rotunda que no es capaz de encontrar al compañero perfecto para sus objetivos de pareja. Se escuchan más quejas que logros en el intento.
Podríamos preguntarnos sobre el porqué de las razones que impiden su hallazgo, como por ejemplo, que no cumpla los requisitos mínimos que se requieren y sobre todo, que no esté dispuesto en el mismo orden de cosas a completar a quien también le ofrece una alternativa similar. Generalizar sobre lo mal que están los tiempos en cuanto al amor, y lo difícil que resulta encontrar lo que uno espera para sí, no lo es tanto, si se observa desde los ojos de la asertividad. La famosa palabra y que para los psicólogos no se trata de un recurso al uso, sino de un claro compendio de lo que cualquiera espera y por tanto, ofrece a su entorno y a las personas que se incluyen en él. Pero, ¿cómo tener éxito con los hombres?¿o cómo conseguir ser únicos para las mujeres? Es más sencillo de lo que parece. La mejor manera de propiciar un primer encuentro y comprobar si existe la posibilidad de conseguir algo más después es, en una cita. Una conversación, en la que ambos puedan cara a cara, intercambiar sus pareceres, gustos o preferencias, sin forzar o fingir nada. La naturalidad es una clave útil y muy recomendable, ya que de ella dependerá que la conversación adquiera uno u otro camino. Resultará más gratificante cuando menos se esté pendiente del reloj, y las palabras se acompañen de gestos de complacencia y serenidad. Cualquier gesto, por trivial que parezca, puede ser muy delator a la hora de analizar si una persona siente «feeling» por otra, o si por el contrario, permanece indiferente a su actitud. No vamos a resumir en cuatro líneas cómo gustar o cómo no disgustar, pero sí haremos una pequeña alusión a lo que cualquier persona puede sentir cuando está cómoda con alguien, y no es precisamente aquello que los demás piensan que es lo normal o lo más corriente. Cada caso es único, y por ese motivo, serás tú quien por ti mismo lo descubras…

CONTENIDO PATROCINADO