Artículo

Patricia: «Solo el ladrón piensa que todos son de su condición»

Álvaro Díaz
Archivado en: Alex Ubago  •  

Hace unos meses que mi relación con Pedro acabó por los celos enfermizos que tenía. Lo conocí una noche que salí con mis amigas, de las pocas que salgo porque por mi trabajo y por mi hijo no puedo socializar casi. Pero aquel día tocaba. Era un chico 2 años más joven que yo, cosa que no me importó porque ya mi relación anterior y el padre de mi hijo es 5 años menor que yo.

Pero Pedro era diferente, mucho más extrovertido, más jovial y guapo claro. Enseguida empatizámos y comenzamos a whasapearnos. Pero desde el primer día y sin ser nada notaba en sus palabras cierto control hacia mi que no me gustaba nada, pero no voy a negar que algo de morbo me daba esa situación ya que pensaba que ese comportamiento era porque yo le gustaba y eso me hacia sentir importante en su vida. Pero que horror, esto fue a más cada día mas control, incluso llegó a cogerme un día el móvil y lo pillé cotilleándome Facebook. Esa situación fue a mas hasta que me senté y lo hablé con él. Me dijo que el era una persona con muchos miedos por el daño que le habían hecho otras chicas. Le creí e incluso intenté ponerme en su lugar, tiene que ser muy difícil estar con una persona de la que sospechas que te ha podido ser infiel. Vamos yo no podría!! Pero la situación empezó a ser insostenible. Un día llegó a ponerme una marca en la puerta de casa para controlar si salía o no. Entonces ya decidí un día intentar hablar con una expareja suya para ver porque este comportamiento. Y cual es mi sorpresa que cuando consigo hablar con ella por Facebook me dice que ella aún sigue teniendo relaciones esporádicas con el. Es más el famoso día de la marca en la puerta el estuvo con ella. No me puede sentir peor, pero antes de decirle nada seguí indagando esta vez en su móvil y redes sociales. ¿Os podéis creer que tenia 3 perfiles falsos en Facebook en los que se hacia pasar por soltero, por divorciado y viudo? Un horror. He dejado esta dolorosa relación muy a mi pesar y estando enamorada de el pero ahora entiendo porque tantos celos. Solo el ladrón piensa que todos son de su condición.