Estilo de vida

Lo que los colores dicen de ti

05/10/2016, a las 08:07


¿Cuál es tu color preferido? ¿Por qué eliges un color u otro dependiendo de tu estado de ánimo? ¿A que hay determinadas situaciones que te hacen pensar en utilizar el color negro para no fallar?

Los colores se estudian. La psicología del color asegura que las preferencias instintivas e inmediatas que tenemos hacia un color, revelan lo más profundo de nuestra personalidad.
En acciónpreferente.com puedes descubrir qué color es con el tu subconsciente está asociado respondiendo a un simple cuestionario

Y es que detrás de los colores hay ideas, valores que hay que conocer para utilizarlos y que nos ayuden a reforzar el mensaje que con ellos queremos transmitir.

Estos son algunos de los códigos que encierran los colores:

portada-color

Naranja: dinamismo, movimiento, creatividad.

Blanco: serenidad, confianza, firmeza.

Negro: el color de la elegancia, el estilo, en total look imagen demasiado seria.

Rojo: pasión, fuerza, coraje, empuje pero también agresividad.

El doctor Taylor Hartman creó su propio código de colores y dividió a las personas en cuatro grupos según su forma de ser.

circulocromatico

Para decidir qué color corresponde a una persona dentro del código de Hartman, se les comete a un cuestionario de 45 preguntas.

El código de colores de Hartman divide a las personas en cuatro colores: rojo, azul, blanco y amarillo. Son los azules los más numerosos, correspondiendo al 35% de la población. Un 25% de las personas son rojas, mientras que amarillos y blancos tienen cada uno un 20%.

Estas son las características de cada grupo:

Rojos: Buscan llevar a cabo sus proyectos. Usan la lógica y son realmente obstinados, terminan lo que empiezan.

Son asertivos, disciplinados, proactivos y responsables. Saben ser líderes y dominar las acciones. Los rojos siempre creen tener la razón y pueden ser duros o demasiado críticos con los demás. Suelen privilegiar el trabajo por sobre las relaciones humanas y su personalidad es controladora y muy dominante.

Azules: Llenos de bondad, los azules buscan hacer el bien, aunque para ello tengan que sacrificarse a si mismos. Buscan la perfección y pueden ser algo desconfiados. Son complejos, intuitivos y muy leales.

Cuando aman, lo hacen con pasión. Son muy emocionales, comprometidos y creativos, siempre buscando ser lo mejor posibles. Pese a eso, son increíblemente controladores, suelen juzgar al resto y les cuesta mucho perdonar.

Los azules buscan que el resto les comprenda, ya que desean ser queridos y aceptados, por más que no logren aceptarse a si mismos.

Blancos: Buscan la paz y hacen todo lo que está en su poder para evitar confrontaciones. No piden mucho, sólo lo necesario para sentirse cómodos por dentro. Son amables, considerados, pacientes y no se dejan llevar por su ego. Pueden construir relaciones desde cero.

Al buscar evadir lo malo, los blancos son tímidos y rara vez expresan lo que sienten, escapando de cualquier conflicto. No tienen metas propias, sino que trabajan en las del resto.

Amarillos: Ellos viven para divertirse y disfrutar, se llevan por el deseo de pasarla bien y por ello están llenos de entusiasmo y espontaneidad.

Si bien son amistosos, también están muy centrados en si mismos y, las relaciones que formas se quedan en lo superficial, ya que pese a tener muchos amigos, les cuesta mucho profundizar.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana