Hola me llamo Marisa y quería contaros que desde hace 15 años estoy felizmente casada con mi marido y con el hombre que nunca jamás pensé conocer" />

«Mi marido no me quería y busqué un escape en Mohamed, pero sus intenciones…»

22/01/2016, a las 13:02


Hola me llamo Marisa y quería contaros que desde hace 15 años estoy felizmente casada con mi marido y con el hombre que nunca jamás pensé conocer. Pero hace un año comencé a ir a un gimnasio ha hacer deporte. El doctor de los huesos me lo recomendó para tener una mejor vida laboral ya que me dolían demasiado. Los primeros días de gimnasio fueron bastante duros, sobretodo en la adaptación a las clases y a los compañeros. Allí conocí a Mohamed un chico marroquí de 30 años, unos muchos menos que yo. Al principio me producía rechazo por su nacionalidad, no es que yo sea racista pero no me daba seguridad. Tras unas semanas hablando decidimos ir un día a tomar un café. Mohamed me enamoró desde el primer momento que hablamos fuera de aquellas salas de GAP. Tras unos cuantos cafés, Moha y yo decidimos acostarnos. No os podéis imaginar cómo pasamos aquella noche, sentí su cuerpo rozando con el mío como si fuera la primera vez. Besaba como jamás me había besado mi marido. !Qué horror! Me había enamorado o enganchado no se. Seguimos nuestra historia durante 6 meses más o menos, hasta que un día mi marido salió un fin de semana fuera de nuestra ciudad por trabajo. Ese fin de semana aproveché para llevar a Moha a mi casa a pasar los dos dias y dar rienda suelta a nuestra pasión y a nuestro amor. Ese domingo quise sorprenderle y antes de que el se levantará bajé yo a comprar una porras y un chocolate para compartir juntos ese despertar. Cuando subí a casa; nada había tardado solo 20 minutos entre que iba y venía. Cuál fue la sorpresa que Mohamed ya no estaba, se había ido llevándose varios objetos y joyas de  mucho valor además de un dinero que le había dicho yo anteriormente donde lo guardaba. El disgusto fue monumental. ¿Cómo se lo iba a contar yo a mi marido? Pues no me quedó otra opción que hacerlo para poder tramitar la denuncia etcétera. La verdad que estoy tremendamente arrepentida, me gustaría que mi marido me perdonará y diera otra oportunidad. No entiendo que pudo pasar y por qué le hice esto. Y sobretodo ¿Cómo Mohamed se pudo aprovechar de mi cariño y mi confianza. Necesito que me ayuden por favor. Un beso

Marisa.

Webs de PRISA

cerrar ventana