Estilo de vida

¿Te acuerdas de los chinitos de la suerte?

23/11/2017, a las 01:38


¿Recuerdas la famosa canción de los años 80 de los Chinitos de la Suerte? Seguro que su melodía pegadiza se te quedaba en la cabeza durante horas, esa canción que te decía que eran los auténticos chinitos de la suerte y te animaba a tocar madera. Esta melodía formaba parte de un conocido anuncio de los años 80 y 90 en el que se daba promoción a los chinitos de la suerte, unos amuletos de madera que estaban muy a la moda y que todos los niños y adolescentes llevaban siempre encima.

En este artículo te contamos un poco más acerca de qué son estos amuletos de la suerte, cuál fue su origen y cómo se hicieron famosos en España. ¿Tú también los recuerdas con nostalgia?

vía GIPHY

¿Qué son los chinitos de la suerte?

En España en los años ochenta todo el mundo tenía un montón de estos muñequitos de madera que, teóricamente, daban suerte a quien los llevaba. Todos los niños (y quizá también los no tan niños) seguían esta curiosa moda y llevaban los chinitos de la suerte allá donde fueran, marcando tendencia con ellos y con las diferentes formas en las que se llevaban.

¿Cuáles eran los lugares preferidos para llevar los chinitos?

– Gomas del pelo.

– Cremalleras.

– Llaveros.

– Collares.

– Pulseras… y un largo etcétera.

Estos chinitos de la suerte estaban fabricados de madera y hechos artesanalmente, por lo que todos eran diferentes entre sí.

Eran originales y únicos.

Además, estaban pintados en vivos y llamativos colores y, dependiendo del color del cordón del que colgaba cada amuleto, significaban una cosa u otra. Por ejemplo, el negro tenía el poder del sexo; el rosa el de la amistad; el azul el de los estudios; el blanco el de la salud; el amarillo el del dinero y el rojo tenía el poder del amor.

¿Cuál es el origen de los chinitos de la suerte?

Estos amuletos artesanales fueron la primera conquista de China sobre los países occidentales. Antes de que llegaran en masa las tiendas y los restaurantes chinos, llegaron los chinitos de la suerte. Parece ser que estaban basados en un famoso amuleto chino en forma de calabaza seca y que tenía inscripciones chinas que daban buena suerte.

Además de que, supuestamente, los chinitos tenían poderes mágicos (dependiendo del color del cordón), también eran un amuleto de la suerte por el hecho de ser de madera. “Tocar madera” es una de las supersticiones más extendidas en todo el mundo. Se dice que proviene de la adoración de la cruz de Jesucristo, o bien de costumbres paganas, donde los brujos o magos utilizaban la madera como toma de tierra para llenarse de buena energía y soltar todas las malas vibraciones.

Aunque se dice que es mejor tocar madera viva, vale cualquier tipo de madera, por lo que los chinitos de la suerte se convertían en el recurso perfecto a la hora de seguir esta superstición. Sobre todo cuando se habla de la buena suerte que se tiene o de algo malo que nunca nos ha pasado, en esta ocasión es costumbre tocar madera para seguir teniendo la buena suerte que hemos tenido hasta ahora y para recargar nuestro cuerpo y nuestro espíritu de energía positiva.

Al menos así lo dicta la superstición, claro.

Seguro que este artículo te ha hecho recordar viejos tiempos y ha removido muchos sentimientos en tu interior. Los chinitos de la suerte fueron un bombazo en su época, de la misma manera que ahora lo son otros objetos y otras modas. Aun así, siempre nos gusta recordar el pasado con añoranza y cariño. ¿Tú también eras de los que creía en la magia de estos chinitos?

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana