Estilo de vida

La clave para decirle adiós a las piernas hinchadas en verano

26/09/2018, a las 00:13


No falla. Es llegar el verano y comenzar a sentir tus piernas mucho más pesadas. Intentas estilizarlas con algún zapato, pero no hay nada que hacer. Te sientes como el gato con botas y tampoco vas a llevar una túnica para que nadie te vea las piernas. Tranquilidad ante todo, tu problema tiene solución.

¿Por qué se te hinchan las piernas en verano?

Esta circunstancia tiene un nombre científico: edema periférico. Se produce en personas que están mucho tiempo sentadas o de pie. La causa es muy sencilla de entender, durante el verano tomas más líquidos para paliar los efectos del calor y las venas de tus piernas se dilatan debido a las altas temperaturas.

Como la eliminación de líquidos también se lleva a cabo por la sudoración, el resultado es que tus piernas se convierten en un depósito del que no sale el líquido ingerido como debiera. La solución más práctica sería intentar evitar estar demasiadas horas en la misma postura, pero como tienes el vicio de comer caliente al menos dos veces al día, pues parece que no va a ser esta la forma de solucionar esta dolencia.

Cambia tu dieta, notarás la diferencia

A buen seguro, no te limitarás a tomar agua para refrescarte. Es más que probable que bebas más cerveza, mojitos, tinto de verano y similares. Pues bien, el alcohol es una de las causas fundamentales de este edema. Cuanto menos tomes, mejor. Todo sea por proteger tu hígado y tus riñones de sus efectos.

En cuanto a la dieta, pues qué te vamos a contar. Las deliciosas patatas bravas, los pinchitos o la comida picante son letales para tu propósito de desinflar tus piernas. ¿Que prescindes del picante, pero sigues poniéndote hasta arriba de las delicias cocinadas sobre las brasas de una barbacoa? Pues muy bien, pero el resultado será exactamente el mismo. Lo sentimos por tu carnicero que ya te había hecho accionista de su negocio.

Se te recomienda apostar siempre por la dieta mediterránea. Apúntate a una buena paella, a una ensalada con cebolla, a refregar un diente de ajo en la tostada y a beber agua e infusiones varias. Solo así conseguirás ir mejorando la circulación de tus piernas y la eliminación de líquidos.

Para acelerar los efectos de estos alimentos, puedes hacer deporte. Aprovecha las altas temperaturas para hacerte unos largos en la playa o en la piscina. Durante la jornada laboral intenta mover los pies en círculo durante unos minutos cada dos horas. Usa algún adminículo que te impida que las plantas de tus pies estén en contacto directo con el suelo para favorecer el retorno venoso.

Y si ninguna de estas medidas te gusta y quieres lucir tus piernas siempre tendrás un plan B: esperar a que llegue el invierno. Mientras tanto evita la ropa ajustada, calcula bien la cantidad de líquido a ingerir y no dejes nunca de moverte. Caminar unos minutos o subir escaleras son actividades idóneas para tu propósito.

Así que ya sabes. Para lucir esas piernas hay que sufrir un poco. Piensa siempre en positivo. A menos alcohol y menos grasas, más probabilidades de adelgazar. El verano se convertirá en una etapa perfecta para afilar tu silueta y para terminar sorprendiendo a todo el mundo en septiembre. Sí, pasarás más hambre que un lagarto detrás de una pita, pero el otoño será tuyo y nadie podrá arrebatártelo. No te quejes tanto y pronto podrás mostrar unas piernas tan fantásticas como estilizadas.

También te va a interesar:

Eliminar la grasa de tus piernas es posible

¿Por qué tendemos a cruzar las piernas cuando estamos sentados?

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana