Estilo de vida

¿Cómo hacer para que el bronceado me dure una vez termine el verano?

13/09/2018, a las 00:59

Queremos comentarte una serie de consejos para conservar el bronceado del verano, por lo que pasamos a enseñarte unos trucos que te permitirán conservar el tono de piel que has conseguido tras largas horas de sol. Todo sea por ahorrar maquillaje y por que siga pareciendo que acabas de volver de vacaciones.

Consejos prácticos para alargar tu bronceado hasta noviembre

Las siguientes recomendaciones pueden serte de gran utilidad para lucir la imagen que deseas durante varios meses:

Come salmón varias veces a la semana. La piel necesita regenerarse tras haber sido expuesta al sol. Este pescado contiene propiedades de inequívoca utilidad para bajar la inflamación y para recuperar la elasticidad perdida.

Dúchate con agua fría. Si usas agua caliente conseguirás que tu piel recupere su tono original fácilmente. El agua fría hidratará mejor tu piel y conservará durante más tiempo el bronceado.

Aplícate aloe vera. Recuerda que tu piel tiene memoria y que siempre va a intentar recuperarse del daño que le ha generado el sol. Si la hidratas con un producto con aloe vera, especialmente cuando te vayas a exponer al sol, este proceso se parará, por lo que podrás lucir tu moreno durante varias semanas más.

– Usa productos con vitamina C tras el atardecer. Este nutriente es esencial para frenar la acción de los radicales libres y reducir al máximo los daños que produce el sol.

Tonifica tu piel antes de maquillarte. Prepara té verde y échalo en una bandeja para hacer cubitos de hielo. Una vez congelados, aplícalos, con la correspondiente protección, sobre tu rostro. Los antioxidantes calmarán tu piel y la prepararán para el maquillaje.

Vitamina A en ampollas. Mezcla el producto con tu crema facial para conseguir efectos sorprendentes.

Usa una crema autobronceadora. Solo una vez a la semana, pero no dejes de usarla para conseguir que tu piel nunca deje de broncearse. También puedes optar por las cremas que alargan el bronceado. Apuesta siempre por productos de calidad para no dejar nunca de proteger tu piel.

La dieta, el mejor complemento

Aunque no lo creas, renovando tu dieta también puedes conseguir los efectos anteriores aunque de manera más progresiva. Se te aconseja comer zanahoria, apio, pepino y tomate más a menudo. En lo que respecta a la fruta, apuesta por el melón y la sandía mientras estén en temporada. Aprovecha el cambio de estación para añadir cítricos a tu dieta diaria. La naranja, la granada y el pomelo son tres buenos ejemplos de cómo la vitamina C es una de tus grandes aliadas para lograr tu propósito.

Y, lo más importante, recuerda que una cosa es apostar por tener un tono de piel algo más oscuro y otra poner en riesgo tu salud intentando estar siempre como un tizón. La piel es el órgano más grande del cuerpo y el más castigado por agentes externos. Cualquier cuidado es poco para conservar sus funciones esenciales, tan especial escudo protector y tan adecuado regulador de la temperatura corporal.

Así que ya sabes, si quieres alargar tu bronceado durante todo el año, quizá te sea más conveniente mudarte a una ciudad costera y disfrutar del buen tiempo que castigar tu piel con largas sesiones de sol implacable. El verano no dura siempre por más que lo pretendas. Te animamos a poner en práctica los consejos anteriores e incluso a retar a tus amigos a ver quién consigue alargar más su bronceado. El que llegue moreno a Halloween debe pagar una cena al resto. ¿Te animas a aceptar nuestro reto?

También te va a interesar:

¡3 trucos para acelerar tu bronceado!

¿Por qué no debes usar nunca un protector solar caducado?

Webs de PRISA

cerrar ventana