Cristina Porta exige una sanción disciplinaria contra Miguel Frigenti

La periodista deportiva no puede más

Alvi Ferrante

Lo que antes unía a Cristina Porta y Miguel Frigenti es lo mismo que ahora los mantiene enemistados. Su enfrentamiento, cada vez mayor, está más cerca que nunca de terminar en una gran explosión de toda la casa. Adara Molinero ha sido el elemento clave para romper esta «amistad de reality» y no tiene pinta de que vuelvan a estar unidos. 

Cristina Porta pide una sanción para Miguel Frigenti

Por todos es bien sabido que en el mundo reality está ultra prohibido aportar información del exterior a los concursantes. El riesgo de desestabilizar a un habitante de la casa es muy alto, lo que podría romper el juego y hacer peligrar su presencia en el formato.

Frigenti, en un momento de pequeña maldad, confesaba a su Porta que la hermana de la periodista le había estado criticando en redes sociales. La joven, ante la información, afirmaba que: «Si mi hermana ha hecho eso es que yo estaba muy equivocada». O lo que también significa que, posiblemente, la hermana de Cristina hubiera sospechado, desde el principio, del colaborador de Sálvame.

Pero el lío final llegaba con la última aclaración de Miguel Frigenti. El joven aseguraba a su compañera que debía «quedarse tranquila» porque Fátima (defensora de ésta) le había pedido perdón por los ataques de su hermana.

Por supuesto, la periodista deportiva terminaba la conversación explotando: «No me puedes decir información del exterior porque me desestabilizas». El mareo de la información ha sido tal que la joven acudía al cubo, acompañada de Luis y Luca, para hablar con la organización. 

«Importantísimo, se me acaba de dar una información del exterior. Me ha dicho Miguel que mi mejor amiga contradice a mi hermana y yo pienso que igual están enfadadas. Algo tendréis que hacer, digo yo, ¿o está permitido volverme loca?», Cristina Porta esperaba la respuesta de la organización pero el silencio era evidente.

Así que, ante la no respuesta, Porta daba su campanazo final diciendo que: «Si no se toman medidas me voy aunque tenga que pagar una indemnización». Aunque bueno, esto no nos lo creemos mucho. Es una amenaza muy manida y que nunca cumplen. El bolsillo duele más que una información del exterior, Cristina.

El colaborador y Fátima se explican ante las acusaciones

«Lo hice por dejarla tranquila. Para hacerle saber que no pasa nada fuera y que se había hablado. Lo he hecho con la mejor intención y le han dado toda la vuelta. No pienso caer en esta trampa» explicaba Frigenti afectado.

Por el otro lado, Fátima, agobiada desde el exterior con el disgusto de su amiga Cristina, intentaba explicarse diciendo que: «Yo solo me acerqué a él para intentar quitarle hierro al asunto y que Miguel no entrase en la casa en contra de mi amiga».