Palomas, ahuyéntalas de tu balcón con estos trucos

Suelen llenar las terrazas de excrementos y suciedad: así las alejas

anamas

Las palomas tienen mucho nivel de adaptación y esto hace que tiendan a anidar en ventanas y terrazas. Pertenecen al grupo de las columbiformes y son aves que se han extendido con el paso de los años  por diferentes puntos del mundo. Su cuerpo es robusto y sus patas cortas y es muy normal encontrarlas sobrevolando o posándose en plazas, jardines y sobre todo terrazas y balcones.

Son inofensivas pero pueden resultar muy molestas y ser un foco de infección debido a sus corrosivos excrementos que terminan por desgastar las barandillas y lugares dónde se posan.

Hay algunos trucos para evitar que aniden en la ventana sin que tengas que utilizar  productos químicos que puedan dañarlas.

Lo primero es tener en cuenta algunas pautas que pueden ayudarte, intenta evitar que haya comida en tu ventana o balcón, no dejes basura fuera y evita que tengan acceso a agua y por supuesto procura que no tengan un lugar para anidar.

Ahuyenta las palomas, algunos trucos

Una paloma blanca sobre una barandilla

Uno de los remedios más conocidos es el de colgar CD’s antiguos en el balcón o terraza, esto no les hará ningún daño a las palomas pero el reflejo de la luz en el CD les molestará y no aterrizarán cuando vayan a posarse en tu terraza.

Otra opción es instala  repelentes visuales cómo el búho ahuyenta palomas, uno de los más eficaces ya que las palomas huyen de los búhos por temor, un temor que hará que no se posen en el balcón.
Una alternativa muy sencilla, barata y eficaz, es instalar una red en tu balcón o terraza para que las palomas no puedan acceder al interior. Aunque en algunas comunidades pueden ponerte problemas por el perjuicio que puede ocasionar a la finca a nivel estético.

Menos invasivo es instalar un dispositivo de ultrasonidos, no dañan en absoluto a estas aves pero emiten una serie de sonidos que los humanos no podemos escuchar, pero para las palomas crea una sensación de alarma que les hará salir volando a toda velocidad de allí.

Pero ¿son tan nocivas?

En declaraciones a ABC, David Rubio, Director Comercial de Ibertrac, empresa especializada en el control de plagas, habla sobre los efectos de la presencia de palomas en las ciudades y de los daños que pueden ocasionar incluso para las personas.

El experto explica que «Su excremento es muy corrosivo y daña las superficies en las que cae. Aparte de esto, también puede provocar un problema de salud debido a que en las heces de este animal crece un hongo que se llama histoplasma que puede ocasionar, entre otras muchas cosas, una enfermedad pulmonar que es conocida como histoplasmosis»

Una opinión que cuenta con detractores cómo Bárbara Fernández Andújar, presidenta de Mis Amigas las Palomas (MALP), que en declaraciones al mismo medio afirma que,» El riesgo real es insignificante e igual que el de cualquier ave autóctona. En los informes anuales del Ministerio de Sanidad no se reportan datos sobre incidencias al respecto. Que un animal pueda sufrir enfermedades, como todos los seres vivos, no implica su transmisión. La probabilidad de contagio entre ave y mamífero es mucho menor que entre mamíferos, como gatos o perros en el hogar»

MÁS SOBRE: