Cepeda

Cepeda: su primera actuación contra su último lanzamiento

Tiempo y trabajo es igual a evolución y seguridad en uno mismo

Noelia Bertol
Archivado en: Cepeda  •  

Este octubre se cumplen cinco años del sonado regreso de Operación Triunfo a la televisión. La edición de 2017 volvió a convertir el formato en todo un fenómeno, y es que fueron muchos los factores que hicieron esto posible. Un casting de lo más joven, de voces cargadas de personalidad y talento, además de un planteamiento renovado con el salto a las plataformas digitales, son aspectos que jugaron en su favor.

No obstante, el verdadero ‘triunfo’ estaba en los talentos, que dieron todo de sí durante el concurso y continuaron haciéndolo al abandonar la Academia. Hoy queremos centrarnos en Cepeda, uno de los artistas más destacados de la edición que, casi cinco años después de haber entrado en el concurso, ha publicado dos discos y está a punto de lanzar el tercero.

En este momento tan especial para el artista y su público hemos querido hacer un repaso se su evolución, y no se nos ocurre mejor manera que reviviendo su primera actuación y, acto seguido, disfrutar de su último lanzamiento.


¿Recuerdas la primera actuación de Cepeda?

 

Sabemos que la primera vez que le vimos en televisión no fue en la gala cero de OT. Cepeda ya había probado suerte en otros concursos como La Voz, y aunque logró que varios coaches se giraran, finalmente su paso no fue especialmente fructífero a nivel profesional.

Por ello vamos a quedarnos con esa vez en la que Cepeda se presentó ante los espectadores de la televisión pública interpretando el Tú me obligaste de Antonio José y Cali & El Dandee. ¿Recuerdas la actuación? Te refrescamos la memoria:

En ella podemos ver a un Cepeda con actitud, ganas y talento, pero también siendo incapaz de controlar del todo la voz, posiblemente fruto de los nervios del momento. Con el paso de las semanas le pudimos ver no solo ganar seguridad en sí mismo sobre el escenario, sino también sacar partido a sus puntos fuertes y afrontar sus debilidades.

En contraposición, o más bien como resultado de todo el trabajo estos años, tenemos su más reciente lanzamiento: Pastillas rosas. Sempiterno aún no ha visto la luz (se lanza el próximo 14 de octubre), pero ya hemos podido comprobar que en él Cepeda está volcando todo lo aprendido en estos cinco años de trayectoria.

Un artista está en constante evolución y formación. Cada disco es siempre mejor que el anterior, o así debe ser. Se mantiene la constante de mejorarse a sí mismo, siendo el disco anterior el mayor y casi único rival que tiene un compositor y cantante.

En este nuevo álbum Cepeda ha hecho hueco para la emoción (Nené), para la denuncia social (La camisa vieja) o para las historias de amor y el desengaño amoroso (Otro día más, Pastillas rosas o Niña pija).

No podemos negar que hay una gran evolución y que a sus 33 años el artista gallego ha conseguido una gran madurez musical. Tampoco nos pasan desapercibidas la seguridad, la emoción y la confianza con la que siempre habla de sus creaciones. El primero que debe confiar en el proyecto es el propio artista, y con eso Cepeda ya tiene mucho ganado. 

MÁS SOBRE: