alumno

La conmovedora carta de un alumno a su profesora fallecida

"Me ha comprendido u ayudado como nadie lo ha hecho nunca"

Noelia Bertol

La docencia es una de las profesiones más importantes y quizá más infravaloradas. Los maestros y profesores tienen en sus mano las generaciones del futuro. Con su tarea tratan de guiar a los alumnos en su manera de moverse por el mundo y ayudarles a resolver sus problemas y encontrar la motivación en lo que hacen.

Todos tenemos profesores y maestros que nos han marcado, a los que no olvidaremos y estaremos eternamente agradecidos. Eso le ha ocurrido a un alumno con una joven profesora que tristemente fallecía estos días de forma inesperada. Ante la triste noticia, este quiso escribir una carta de agradecimiento y despedida.

Sus palabras conmovieron a compañeros del claustro y otro profesor las compartió en redes sociales, demostrando así que Mónica, la profesora, con su labor de docente, comprensión y atención logró con un alumno lo que nadie consiguió antes.

«Hace dos días se nos fue Mónica, querida compañera aún joven. Ha sido inesperado, rápido y muy triste«, expresaba este, anunciando que como una especie de desahogo habían establecido un espacio en la entrada del instituto para que todos los que quisieran pudieran expresar su dolor. Fue ahí donde un alumno dejó una conmovedora carta.

«Me han conmovido estas palabras de un alumno suyo«, expresaba Jesús Fernández, el profesor que compartió la nota en redes sociales, pidiendo por favor a todos que no se centraran en las faltas de ortografía, sino en el mensaje.

La emotiva carta del alumno a su profesora

 

La carta dice así:

No sé cómo empezar esta carta y tampoco sé quién la va a leer, pero bueno. Me hubiera gustado que fuese Mónica. 

Soy un chico repetidor de dos cursos, ahora estoy en tercero. Nunca he sido muy estudioso y siempre he estado desganado en ese sentido, pero este curso Mónica ha conseguido lo que ningún profesor, que este trimestre no me haya quedado ninguna asignatura. Además he recuperado el interés por el instituto gracias a sus clases.

Mónica es (para mí lo sigue siendo) una persona magnífica, no solo como profesora. Llegó a establecer relaciones con los alumnos que hacían que tuvieras ganas de ir a clase. Mónica me ha comprendido u ayudado como nadie lo ha hecho nunca. 

Siento mucho la pérdida, ojalá todo fuese de otra forma. 

CONTENIDO PATROCINADO