Si piensas hacerte un tatuaje mejor en estas zonas

Las zonas con la piel más fina y más terminaciones nerviosas son más molestas

Ana Más

Si llevas tiempo pensando en hacerte un tatuaje es importante que tengas claros dos conceptos, qué vas a tatuarte y dónde vas a hacerlo.  Y es que no es cuestión únicamente de que se vea o no, sino de la sensibilidad de la zona o los cuidados que tengas que proporcionarle y por supuesto el dolor que tengas que aguantar a la hora de hacértelo.

Pero, ¿qué opinan los expertos?, en declaraciones a Vanitatis , el tatuador Creative Close explica que las mujeres solemos tener mayor tolerancia al dolor que los hombres y que en ese umbral del dolor puede influir que no hayamos dormido o comido bien ese día.

La versión médica la aporta la la Doctora Fragoso, de cosméticos Beoxy, que explica en el mismo medio que zonas como los dedos de las manos y pies, tobillos, codos y zona costal son más molestas para tatuarnos ya que «la piel es más delgada y las terminaciones nerviosas tienen una importante presencia.» Algo en lo que coincide Creative Close que explica que, «La piel fina y los puntos con terminaciones nerviosas o mucho flujo sanguíneo también pueden ser zonas de mayor dolor”


Si piensas hacerte un tatuaje mejor en estas zonas

Getty

Por otra parte tatuarnos las extremidades suele doler menos que el tronco o zonas centrales, aunque con matices ya que zonas comoel pliegue o el interior del brazo, la parte trasera de la pierna y/o interior, pueden doler más según los tatuadores.

La doctora Fragoso explica qué zonas es mejor evitar por criterios médicos, «Se recomienda evitar la zona de la columna vertebral, pues si hubiera la necesidad de una anestesia epidural, sí existe evidencia de que las tintas puedan migrar al sistema nervioso central”.

Y es que más allá del dolor de tatuarse en una u otra zona, hay otros criterios, cómo que sea una zona muy expuesta al sol, que suele deteriorar la tinta, que tal y cómo explica Creative Close «actuará como el láser de eliminación, irá desencapsulando el pigmento e irá haciendo que los colores pierdan su intensidad. «

Además debemos tener en cuenta que si nuestro tatuaje está una zona  del cuerpo que están má expuesta a los roces (manos, codos, pies, cráneo), es más fácil que se deteriore. Además de que la piel se regenera y hace que el pigmento se vaya yendo.

Algo que debemos tener en cuenta también es la tinta, la doctora explica que médicamente “Son más recomendables las tintas de color que las de tonalidades negras por la concentración de hidrocarburos tricíclicos aromáticos”. Y es que la tinta va desde nuestra dermis, a través de los macrófagos,  a los gánglios linfáticos, “aunque no hay evidencia científica que demuestre daño a la salud por la acumulación de las tinturas”.

Una vez hecho es importante cuidarlo, limpiándolo e hidratándolo y por supuesto  usar fotoprotector no sólo en el tatuaje sino en toda la piel, en invierno y en verano.