Alimentos que harán que no tengas hambre cada media hora

Redacción Cadena Dial

Lo sabemos, comer es un acto natural y no puedes evitarlo. Sin embargo, debes hacerlo. A más actividad, más hambre y ahí comienza un círculo vicioso que termina por hacerte engordar. ¿Sabías que hay muchos falsos mitos sobre la alimentación? ¿Y que existen carbohidratos que no engordan? Sigue estos consejos y descubrirás qué puedes comer a menudo sin tener hambre ni engordar, vamos, la gallina de los huevos de oro.

Alimentos saciantes

No, no tienes que dejar de comer, sino empezar a hacerlo con conocimiento, como por ejemplo con esos alimentos que te dejan sin ganas de tomar postre.

Las patatas cocidas. Lo sabemos, las patatas no son el colmo del sabor, pero con un poco de sal, de pimienta o de chile (si te gusta el picante) pueden ser una comida magnífica.

Los huevos. Cocidos o en tortilla son pura proteína. Tampoco es bueno abusar, pero ¿a que te tomas una tortilla y no te apetece nada más?

El pescado. El sushi o el pescado a la plancha son dos opciones llenas de sabor y más que prácticas para comer una cantidad adecuada y lograr saciarte rápidamente.

Carne blanca. Recuerda que las especias no engordan. Un pinchito moruno, un filete adobado o una simple carne a la plancha te aportará vitalidad y no tantas calorías- siempre que no la acompañes de patatas fritas- como parece.

Sopa. Es perfecta para llenar el estómago. Evita las de supermercado: prepara un puchero como el de tu madre.

Las verduras. ¿Que no te gustan? En la hamburguesería a la que vas le ponen bastante verdura a cada hamburguesa. Hay una gran variedad y puedes tomártela de diversas maneras. No dudes en prepararte una ensalada con tus favoritas o en tomarlas cocidas.

La fruta. A media mañana o a media tarde es perfecta. Una manzana, una pera, un plátano, unas fresas, ¡lo que quieras! Seguro que consigues ganar energía y afrontar el resto de la jornada de forma más optimista.

Las legumbres. Si no les añades embutido, un cocido de legumbres con verduras siempre te ayudará a alimentarte de manera correcta y a no picar entre horas.

Los frutos secos. En pequeñas cantidades, y siempre variando, son un dosis de energía más que necesaria para mejorar el funcionamiento del cerebro y del organismo. Las nueces, por ejemplo, son perfectas para rendir más en el instituto o en la universidad.

¿Cómo consumir estos alimentos?

Lo sabemos. Te despierta el móvil, te pones la ropa, desayunas rápidamente mientras te pones los calcetines y ya no comes hasta mediodía. ¡Error! Intenta seguir esta rutina:

Desayuno. Es la comida más importante del día por lo que podrás «pasarte» un poco añadiendo algo de grasa. No olvides añadir fruta (zumo natural o en crudo) para completarlo.

Media mañana. Olvídate del bocata, ¿no habías desayunado ya?, y toma fruta o bien un puñado de frutos secos.

Comida. Legumbres, ensalada, carne, pescado y fruta. Tienes para escoger, no te quejes.

ví a GIPHY

Merienda. Un lácteo o algo de fruta sería lo perfecto, olvídate de las grasas saturadas.

Cena. Ensalada, tortilla de un huevo y algo de queso bajo en grasa, culminada con un yogur bajo en calorías, han de ser los ingredientes de tu cena perfecta. ¡Ah! Intenta cenar pronto.

Y recuerda que…

Si comes 5 veces al día conseguirás que tu cuerpo queme más grasa. Añade los alimentos que te hemos comentado a tu dieta y evitarás estar comiendo a todas horas. Ten presente que la obesidad provoca daños en el organismo que pueden afectarte a medida que vayas cumpliendo años. Así que, si quieres llegar a viejo en plenitud de facultades, ¡cambia ya tu dieta y comienza a mejorar tu salud fácilmente!

NOTICIAS RELACIONADAS