Estilo de vida

Cosas que tu perro odia de ti

31/08/2018, a las 00:59

perro-odia

Tu perro es un fuera de serie y bien sabes que has viajado con él y que has compartido un montón de experiencias a su lado. Sin embargo, aunque no pueda hablar, hay una serie de gestos por tu parte que no puede soportar; es más, dale las gracias al dios de los perros porque no te suelte cuatro frescas cuando haces lo que ahora te comentamos.

¿Qué odia tu perro de ti?

En España preferimos a los perros para vivir la vida acompañados. Sin embargo, has de tener en cuenta que:

No debes mirarle fijamente a los ojos. Puede ser considerado como una invasión a su privacidad. Y usamos ‘su’ porque la casa en la que vives es ya suya. ¿O no te has dado cuenta?

No lo abraces. Es posible que tu tía la del pueblo te descoyunte al verte en verano, pero tu perro es mucho más sensible y no admite demasiado bien que lo aprietes tanto y que lo agobies.

abrazo

¡Aclárate! Tu perro interpreta las señales que le envías con facilidad. También las órdenes son interpretadas de forma automática. Por eso, si le dices una cosa y la contraria o si tu lenguaje corporal no es el más adecuado, tu perro sentirá que le estás tomando el pelo y no sabrá como contentarte. Vamos, que te pedirá el finiquito y se irá a buscar un hogar con gente más centrada.

Vivir sin normas. No son animales salvajes, sino domésticos. Necesitan un horario, una rutina y una serie de directrices para llevar a cabo su labor de acompañarte. Tampoco te pases, con un horario regular y cierta disciplina es más que suficiente.

enseñar-perro

Otras cuestiones importantes

Aunque no lo parezca, tocarle la cara le hará pensar «No toques, ¿por qué tocas?». Parece lo contrario, pero no es así. Es más, para ellos es un abuso de poder que consienten más por la cuenta que les trae que por otro motivo. Esta característica se aplica también a los desconocidos que van de amigos de los perros cuando lo único que consiguen es exaltarlos al máximo.

Cuidado con los paseos. Lo que tú entiendes por paseo no es ni una salida a toda velocidad para que haga sus necesidades. Lo mismo debes saber de la correa, que nunca ha de estar tensa, y de obligarlo a socializar con perros a los que considera enemigos. ¿Acaso tú cuando sales hablas con gente que te cae mal?

perros-socializando

Tu mal humor, tus gritos, tus reproches y tu comportamiento son señales que envías por lo que tu perro las interpreta siempre de forma distinta. Piensa que para él no dejas de ser un líder al que seguir. Ni calvo, ni con dos pelucas que suele decirse. Ni lo castigues por una tontería, ni le des premios cada dos por tres para reforzar que ha hecho algo bien que ni él mismo sabe qué es.

Evita también los olores demasiado fuertes y enfrentarlo a sus miedos. O lo que es lo mismo, como te venimos describiendo, no le obligues a hacer lo que a ti no te gusta. Piensa que tu perro daría la vida por ti y que nunca dejará de quererte. Solo por esto, merece la pena tener en cuenta los consejos anteriores, para no dejar nunca de conseguir que tu perro sea tu fiel escudero y un compañero de viaje a tener muy en cuenta. A buen seguro, no tardará en aceptar tu cambio de actitud y te lo recompensará con todo su cariño.

 

También te va a interesar:

¿En qué piensa tu perro cuando te mira fijamente?

Tu perro puede detectar tus emociones

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana