David Otero se va de la lengua

Noelia Bertol
Archivado en: David Otero  •  

Jardín de flores, la canción con la que David Otero nos adelantó el que será su nuevo trabajo discográfico, habla por sí sola. Con ella conocimos la esencia del álbum, unos sonidos ochenteros que se remotan a la infancia de David. Una época que no solo marca la vida de nuestro artista, sino que supone un antes y un después en la historia de nuestra música.

Tantas son las ganas de dar a conocer su nuevo disco que no ha podido evitarlo y de manera clandestina ha burlado las normas de su discográfica desvelándonos el nombre del mismo: 1980.

Donde todo comenzó

 

1980 no solo supuso un cambio de década, sino que lo que estaba a punto de comenzar ha pasado a la historia como los años de la libertad y el desenfreno. Y la música, como siempre, fue protagonista del momento.

El 17 de abril de ese mismo año nació el pequeño David Otero, un futuro artista por entonces ajeno a lo que alcanzaría años después. Aunque su triunfo llegó en los años 90 con El Canto del Loco, su esencia siempre estuvo vinculada con la década que le vio nacer. 38 años después, el artista está a punto de hacerle a su año el homenaje que se merece.

Saltándose las normas de su compañía discográfica, David ha confesado a través de un impulso el nombre de su próximo trabajo. Si ya pudimos apreciar los tonos ochenteros que nos regaló en Jardín de flores, ahora nos queda claro que este conjunto de temas, bajo el título 1980, apostará por una mezcla de disco, funk y pop que caracteriza aquellos maravillosos años.

Hasta el propio videoclip nos hace guiños de la época. Grabado en el que fue el colegio de nuestro artista, encontramos el típico walkman, peinados pomposos, ropa de mil colores (sin olvidar los calentadores)… y hasta un Michael Jackson que ya por entonces se encontraba en la cúspide de su carrera. 

Una música hecha para lanzarse a una pista de baile conquistada por una esfera brillante que proyecta luces parpadeantes. Por eso estamos seguros de que el nuevo álbum de David Otero apuesta por la diversión, el baile, las ganas de disfrutar de la música. ¡Estamos deseando contagiarnos de esta energía!

 

Si te gusta esto, también te va a interesar:

¿Qué dice el corazón de David Otero?

El curioso secreto de David Otero al despertar ¡aguacate!