Estilo de vida

¿Puedo dar de mamar si tengo un aumento de pechos?

16/01/2018, a las 04:50


Hoy en día hay muchas mujeres que optan por operarse los pechos, ya sea para reducir su tamaño, para aumentarlo o para acabar con la flacidez. Es una práctica que se lleva a cabo en muchos países y que cada vez más mujeres están incorporando a su vida. Algunas lo hacen para verse más bonitas o para agradarse más a sí mismas, mientras que otras lo hacen por incluso por trabajo. Si, como tantas otras mujeres, tú también llevas un aumento de pechos, es probable que te interese saber si puedes dar de mamar teniendo este tipo de implantes. En este artículo resolvemos esta duda, para que sepas si es perjudicial para ti o para tu bebé.

¿Qué riesgos existen?

En la actualidad las técnicas de cirugía e implante que se utilizan no afectan a las glándulas mamarias ni al tejido glandular, por lo que, por regla general, no habrá problema a la hora de dar de mamar a tus hijos. Sin embargo, hay una serie de precauciones que deben tenerse en cuenta y algunos riesgos que pueden sufrirse. Algunas veces los implantes se introducen por la areola, esto puede presentar alguna dificultad en la lactancia, ya que los conductos puede que queden dañados, aunque no es lo habitual. Teniendo esto en cuenta, la mejor forma de colocar las prótesis suele ser por detrás del músculo pectoral, introduciéndolas por la parte inferior del pecho, ya que de esta manera los pezones no se ven afectados.

Mastitis

​Además, hay algunos estudios que han analizado estas técnicas y que demuestran que introducir los implantes por la areola aumenta considerablemente el riesgo de sufrir este problema, que consiste en la inflamación de la glándula mamaria y la obstrucción de la misma.

Es peligroso si se tiene una prótesis, ya que puede crearse una contractura alrededor del implante que puede acarrear muchos problemas y, en el peor de los casos, puede incluso obligar a eliminar la prótesis. Por eso, hay que tener precaución y procurar que el bebé vacíe el pecho y que no pasen muchas horas entre las tomas.

¿Afecta al bebé?

A día de hoy no existe ningún estudio o investigación que demuestre que la silicona de los implantes pueda afectar o perjudicar al bebé. El material con el que están fabricadas estas prótesis tiene una alta cohesividad, por lo que es prácticamente imposible que se rompan o tengan fugas. Aún en el caso improbable de que la silicona de la prótesis tuviera fugas, no es posible que el material pueda llegar a la leche que bebe el pequeño, por lo que no afectaría a su salud. Aunque este es un aspecto que preocupa a muchas madres que se han sometido a un aumento de pecho, puedes estar tranquila con respecto a ello. Los médicos especialistas y los investigadores no tienen dudas: la silicona es segura y no puede llegar hasta el bebé. Aun en el caso de que ello ocurriera, sería en una cantidad tan mínima que no tendría efecto alguno en el pequeño. Como has podido leer en este artículo, en principio no hay problema a la hora de amamantar a tu pequeño si tienes implantes mamarios: el bebé podrá disfrutar de todos los beneficios de tu leche materna y no tendrás que alimentarlo con leche de vaca o leche de fórmula. Asimismo, toda esta información es informativa y general. Como ya sabes, cada caso es único y especial, por lo que si lo deseas, puedes pedir ayuda profesional y especializada. Recuerda siempre que, ante el menor atisbo de algún problema, malestar o inflamación, debes acudir al médico para que te examine. 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana