Estilo de vida

Soluciones naturales para el dolor de regla

23/05/2018, a las 03:31


Los cinco días al mes en los que la regla te afecta suelen estar marcados por el dolor, el mal humor y una serie de cambios en tu organismo que ya conocerás. Resulta imprescindible que analices si se ha producido algún tipo de cambio durante estos días porque pueden ayudarte a detectar una enfermedad antes de tiempo.

Remedios naturales para el dolor

Si el hombre tuviera la menstruación, ya se habrían inventado cientos de soluciones, pero como no es así, toca seguir adelante y buscar soluciones en la naturaleza.

Infusión de manzanilla o de jengibre. Su agradable sabor convierte a esta opción en perfecta. La segunda opción es antiinflamatoria y permite bajar el dolor en menos tiempo.

Canela. Úsala sobre postres y sobre tu café. Evita los espasmos, baja la inflamación y calma los clásicos pinchazos que sientes durante estos días.

Preparado de leche y cebolla. Corta un cuarto de kilo de cebollas y deposítalo en un litro de leche. Lleva esta mezcla a ebullición. Puedes tomarlo durante todo el día. Es el clásico remedio de la abuela que sigue funcionando a la perfección.

Albahaca. Mejor si es fresca, aunque la seca puede ser idónea para hacer una infusión. Contiene ácido cafeico y consigue calmar el dolor rápidamente.

Aceite esencial a base de canela, jengibre y mejorana. Añade una cucharada de aceite de almendras y mezcla todos estos ingredientes. Es conveniente hacerlo una semana antes de que tengas la regla para lograr los mejores resultados. Úsalo para masajear la zona que te duele.

Aromaterapia. Romero, lavanda, menta, enebro o melisa inhaladas, así tal cual, son una ayuda inestimable para conseguir primero relajarte y después olvidarte del dolor.

Otros consejos

Haz deporte. Entendemos que no te apetezca, precisamente, ponerte a correr o a saltar, pero es necesario. El yoga o una tabla suave de pilates te ayudarán a estirar la musculatura de la zona pélvica con eficacia. Además, reducirás el estrés y la ansiedad.

Una bolsa de calor. Puedes usar la clásica de agua caliente o las más modernas, rellenas de semillas. La subida de temperatura permite mejorar la circulación con facilidad y calma la musculatura implicada en la regla.

Cambia tu dieta. Es posible que te apetezcan más los dulces, por la pérdida de energía, o comidas más grasas, pero son contraproducentes. Tu organismo está perdiendo minerales, proteínas y nutrientes esenciales que se encuentran en las verduras, en las carnes blancas y en el pescado. Haz la prueba y notarás la diferencia.

El dolor forma parte del proceso, pero haciendo deporte regularmente durante el resto del mes lograrás fortalecer tu organismo y preparar a los músculos para este momento. Una dieta saludable también ayuda mucho a que el organismo regule mejor las energías disponibles.

Y lo más importante es pensar siempre que solo son unos días. Sí, es posible que duela y que no te agrade, pero se pasa pronto. También está la opción de seguir los consejos antedichos y tumbarte tranquilamente a ver una película o un programa que te guste.

Lo que es menos aconsejable es el consumo de fármacos o pastillas milagrosas que, en realidad, no solucionan nada. Prueba estos ingredientes que la naturaleza creó para que tu regla deje de ser un drama y se convierta en un momento más de cada mes.

Además, tienes el privilegio de ser mujer y de vivir la vida desde otro punto de vista. Esto sí que no te lo podrá arrebatar nada ni nadie. Mucho ánimo para tu próxima regla. ¡Verás que es menos dolorosa que nunca!

 

También te pueden interesar:

¿La menstruación se sincroniza?

3 mentiras sobre el sexo

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana