Vas a Rusia a ver el Mundial… ¡No hagas estas cosas!

Redacción Cadena Dial
Archivado en: David Bisbal  •  

Se vive mejor es el himno español en el Mundial de Fútbol. Antonio José pone banda sonora a esta aventura que vivirás frente a la televisión… ¡o en la misma Rusia! Y es que no paras de coleccionar tréboles de cuatro hojas y eres más suertudo que un ganador con pleno al quince. Aun así, debes preparar este viaje tanto como unas oposiciones. Toma nota de estas cosas que no debes hacer, y tú, como Antonio José, también vivirás mejor esta experiencia irrepetible.

En el campo y fuera de él

Tu campeonato será inolvidable si sigues estas recomendaciones:

No te centres en el fútbol

Efectivamente, vas al Mundial a ver goles, pero aprovecha para visitar los lugares emblemáticos. Rusia no es solo el Hermitage o la Plaza Roja. Con solo pasear por el metro quedarás embelesado. Creerás estar en un palacio. Muchas estaciones parecen decorados de cuento, con lo que puede que sea la primera vez que vayas a perder tu metro adrede.


Identifica los taxis ilegales

No te subas a un vehículo no oficial. ¡Ni aunque dentro suene La Macarena o el «Ave María de David Bisbal, ¿cuándo serás mía?»! En Rusia le das una patada a una piedra y te salen un montón de sucedáneos de taxis. Más de uno, de dos… y de cinco y de siete te ofrecerán servicios de transporte. Por cierto, mejor no alquiles un coche para desplazarte. Las carreteras rusas tienen más peligro que tu yo de hace veinte años un viernes por la noche.

Cuidado con las fotos

Sí, es muy difícil resistirse a fotografiar todo aquello que se te planta en los morros. Ya que has pasado medio día embutido en un avión, al menos que quede constancia de cada segundo que pasas en lo que para ti son los confines del mundo. Ya conseguiste despedirte para siempre de los bollos de mantequilla, así que esto es pan comido. Has de frenar tus ganas por capturar cada instante con tu cámara si estás en aeropuertos o lugares militares. Son sitios más prohibidos que saltarte los semáforos. ¡Podrías acabar esposado!

Y antes de volar…

No viajes sin una lección de ruso

Te felicitamos por tu gran dominio del inglés, pero una gran parte de la población rusa ni te lo agradecerá. La mayoría habla su idioma, por lo que estaría bien que aprendieras alguna palabra clave. ¡Al menos para dar las gracias! Si las lenguas no son tu fuerte y ni siquiera leíste La naranja mecánica, con su jerga futurista ‘a lo ruso’, siempre puedes tirar de la aplicación del traductor de Google. Solo tienes que hablar y ella te responde.

No hagas maletas sin abrigo

Las cuatro estaciones a la vez. Así es Rusia. Más de treinta grados, lluvias torrenciales, potentes vientos y un frío siberiano son condiciones que puedes vivir en un mismo día viajando por sus ciudades. Con este panorama, no parece muy lógico que tu atuendo base esté formado por unas bermudas y una camiseta de tirantes, ¿verdad?

No le hagas ascos a la comida rara

Apunta estos nombres: pelmeni y schi. ¡No todo va a ser paella, tortilla de patata y cocido madrileño! Y para beber, kisel, por ejemplo. No te habrás empapado de la cultura de un país a tope si no pruebas sus especialidades. Celebrar las victorias de la selección llenando la panza es un plan maravilloso, claro que sí.

Decir «no» a todas estas cosas resultará clave para que tu estancia en Rusia te marque para siempre. Y eso, sin olvidar que España podría ser campeona…

También te va a interesar:

El Mundial de Fútbol ¡ya tiene canción española!

¿De qué equipo de fútbol es tu artista favorito?