Estilo de vida

Los mensajes contra trabajadores expuestos al Covid 19 serán considerados delitos de odio

16/04/2020, a las 10:45


Es execrable el comportamiento de algunas personas y la insolidaridad que están demostrando en un momento tan difícil como el que estamos viviendo.

Pero más allá de la falta de ética y las consideraciones morales que podamos hacer, las autoridades han decidido que se persiga como delito de odio los mensajes contra trabajadores expuestos al coronavirus.

A partir de ahora, la Policía Nacional actuará con la ley en la mano ante los responsables de aquellos mensajes que atenten contra los profesionales expuestos al coronavirus, como sanitarios o empleados de supermercados, a los que algunos de sus vecinos piden que no regresasen a sus casas al terminar la jornada de trabajo.

Photo by Ashkan Forouzani on Unsplash

Una directriz que se encargó de comunicar a los medios de comunicación la subdirectora general de Recursos Humanos y Formación de la Policía Nacional, la comisaria principal María del Pilar Allué : «Son conductas denunciables, perseguibles y altamente reprobables por cualquier persona de bien».

Allué ha recordado que las comisarías siguen abiertas a pesar del estado de alarma, por lo que la Policía continuará con las labores de persecución de este tipo de delitos.

#JuntosSomosMásFuertes

La sociedad se vuelca cada tarde en los balcones a aplaudir la labor de sanitarios y personal del ámbito de la salud que están arriesgando sus vidas y trabajando de forma incansable a pesar de no contar con los suficientes recursos en algunas ocasiones.

Pero siempre hay alguien insolidario, desagradecido que quita un poco de luz al amanecer. Por eso, la reacción, tanto de los ciudadanos como de las autoridades, no se ha hecho esperar. Es inadmisible que estas personas coarten la libertad e intimiden a unos profesionales que lo están dando todo en esta crisis.

En los últimos días, han aparecido en las redes sociales mensajes de comunidades de vecinos que reclaman a los propietarios con trabajos que requieren la exposición al virus que soliciten refugio en otros lugares mientras siga la pandemia.

Los afectados han llegado a denunciar episodios de acoso a través del envío de anónimos en los buzones de sus casas para instarles a que no vuelvan a sus domicilios por el miedo de algunos vecinos a ser contagiados.

Webs de PRISA

cerrar ventana