Estilo de vida

La próxima vez pedirás que te hagan la manicura rusa y este es el porqué

15/09/2020, a las 08:09


Manicura básica, permanente, francesa, americana, italiana… y ahora rusa. Quizá aún no la conozcas pero te aseguramos que su acabado limpio y perfecto te enamorará. Te contamos qué es la manicura rusa y cómo se hace.

 

El torno

 

Se llama rusa porque las rusas fueron las primeras en trabajar esta técnica. A diferencia del resto, la manicura rusa necesita un torno para realizarse. El objetivo es dejar las uñas totalmente limpias, sin cutícula.

Se procede a realizar en seco para extraer toda la cutícula y esmaltar muy cerca de la piel. Así se aprecia menos rápido el crecimiento y permite que puedas las uñas perfectas durante más tiempo.

 

También te gustará:

Las uñas más largas del mundo, exhibidas en un museo de Nueva York

Descubre las uñas que están de moda

 

En la manicura tradicional la cutícula se ablanda y se elimina con unos alicates. Esta práctica si no se hace de forma correcta puede provocarnos heridas, los llamados padrastros.

En la manicura rusa trabajamos esa zona con un torno que con la fresa adecuada va limando de forma suave la cutícula y deja un acabado limpio y perfecto.

 

 

Esmaltado a elegir

Una vez preparada la uña para esmaltar tú eliges acabado: esmaltado tradicional, permanente o uñas esculpidas.

La manicura rusa, sin esmaltado, cuesta alrededor de unos 20€, un precio más elevado que el habitual pero recuerda que dura más tiempo con lo que retrasarás la visita a tu esteticista unas semanas.

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana