Ricky Martin

Ricky Martin, espectacular a punto de cumplir 49 ¿Cuál es su secreto?

Noelia Bertol

En realidad no nos parece nada peculiar que Ricky Martin naciera un 24 de diciembre. Tiene todo el sentido del mundo. El artista es un regalo para nuestra música y, como todo buen regalo, llegó un 24 de diciembre. Lo de que en lugar de la cigüeña lo llevara Papá Noel a casa no lo podemos demostrar, eso sí.

A punto de cumplir 49, el artista puertorriqueño sigue levantando pasiones, y es que el tiempo no le ha hecho perder ni un ápice de su atractivo. Es más, como el buen vino, ¡mejora con los años!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ricky Martin (@ricky_martin)

«La semana del cumpleaños ya está aquí», se puede leer en su última publicación de Instagram, en la que aparece disfrutando del buen tiempo en una playa paradisíaca luciendo un conjunto veraniego. «Nos tienes que contar ese secreto tuyo de cómo cumplir años de vida y ‘descumplirlos’ en apariencia. Te sigues viendo de 30«, se puede leer entre los comentarios. ¡A sus seguidores no les falta razón! 

  • ricky martin

    Ricky Martin

  • ricky martin frío artista

    Ricky Martin

  • Ricky Martin

    Ricky Martin

  • Ricky Martin

  • ricky martin play pausa nuevo disco

    Ricky Martin

¿Cuál es el secreto de Ricky Martin?

 

Padre de cuatro hijos, marido y con una trayectoria profesional muy extensa a sus espaldas, está claro que el tiempo pasa por el cantante, pues no deja de acoger retos profesionales y personales en su vida. Pero, ¿cómo hace para evitar que cada experiencia le sume sabiduría y al mismo tiempo parezca rejuvenecerle?  

Está claro que a Ricky Martin le gusta cuidarse y mantenerse en forma, por lo que no falta ejercicio físico y una buena alimentación, pero si algo prima en este sentido es la actitud ante la vida. El intérprete de La mordidita tiene alma de niño y eso se refleja por fuera.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ricky Martin (@ricky_martin)

Además, con cuatro pequeños en casa, hay dos opciones: o te salen todas las arrugas de golpe o te contagias de ese espíritu infantil y te dejas llevar para vivir una eterna juventud ¡El síndrome de Peter Pan!