Estilo de vida

Trucos para enfriar las cervezas en tiempo récord

31/07/2020, a las 08:01


Te ha vuelto a pasar. Llega visita a casa y no puedes ofrecer cerveza fría porque se te olvidó meter las latas o botellines en la nevera. O puede que sea otra situación muy parecida. Las acabas de comprar y te apetezca tomarlas al momento.

Sea como sea, la mayoría de las veces tratamos de salvar la ocasión metiendo las cervezas al congelador y esperando un rato para ver si el aparato ha hecho su magia y las ha enfriado en tiempo récord. Pero bien sabes que esto no ocurre en el tiempo que tu paciencia tarda en agotarse: alrededor de 10 minutos.

Las cervezas son muy refrescantes y la opción preferida de muchos para hacer frente al calor del verano. Pero a nadie (al menos no es lo normal en nuestro país) le gusta tomarlas calientes, ¡y mucho menos en este tiempo! 

Por eso, en Cadena Dial te damos algunos de los mejores trucos para hacer frente a la situación y poder disfrutar de cervezas frías en apenas cinco minutos. ¡Sí, como lees! 

  • La clásica servilleta

Seguro que lo has escuchado alguna vez. Puede que incluso lo hayas intentado. Si es así, sabrás que es un truco eficaz, al menos así se han encargado de demostrarlo algunos experimentos virales en redes sociales en los que comprueban la temperatura de un botellín de cerveza caliente metido al congelador sin más y uno al que antes se le ha colocado alrededor un papel de cocina o una servilleta y se ha humedecido.

Pasado el mismo tiempo, el botellín sin papel tenía una temperatura mucho mayor que el que había sido cubierto con un papel mojado. ¡Haz la prueba!  

cerveza

  • El agua y la sal ¡magia borrás! 

 

Uno de los clásicos métodos para enfriar la cerveza en grandes cantidades (es decir, varios botellines o latas) es colocar estas en un cubo y cubrirlas con hielo. El método es efectivo, pero habrá que esperar un poco para que los hielos se derritan y el agua helada comience a enfriar las cervezas.

Por eso, te proponemos acelerar el proceso con este truco. Al mismo barreño al que has incorporado los hielos, vierte un poco de agua y añádele sal. Esto hará que los hielos se derritan más rápido y el agua se enfríe, enfriando consigo las cervezas. ¡Tachán!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana