Estilo de vida

En el fondo lo sabes, eres un mal anfitrión, 6 errores comunes que cometes

13/01/2020, a las 17:01


Con el frío quedarse en casa e invitar a tu grupo de amigos para compartir un buen vino, unas cervezas fresquitas y algo de picar es lo que apetece.  Pero también hay visitas imprevistas, celebraciones, cumpleaños, meriendas y aperitivos, brunchs y todo tiene que salir a pedir de boca. Ser un buen anfitrión no es fácil, pero tampoco es misión imposible. Importa hasta el color del plato, tener la casa limpia, no basta solo con mantener una sonrisa impertérrita.

Entonces, ¿Por qué eres un desastre?

Vamos a enumerar los 6 errores más comunes que cometen los aprendices de buen anfitrión. Mira a ver si te reflejas en alguno o algunos de ellos:

1. Evitas recibir a los invitados

«Hijo.. ve tu a abrir la puerta, que estoy en la cocina». Meeeec. Primer error. Tus invitados llegan y tú debes abrirles la puerta, con una gran sonrisa. Darles la bienvenida, coger sus abrigos, bolsos y demás accesorios e introducirlos al salón o al comedor.  Llegarán sedientos. Hay que preguntarles que quieren beber, indicarles donde está el baño si no conocen la casa.

 

2. No presidir la mesa

Lo normal es que el anfitrión presida la mesa. Así puede departir con todos ya que hay contacto visible con los comensales. Y como buen presidente o buena presidenta la indumentaria tiene que ir en consonancia. Si no has enviado dress code con la invitación, intenta parecer arreglado pero sin pasarte. Camisa elegante y vaqueros son una excelente elección.

3. No pronunciar unas palabras de saludo

Agradecer la presencia de tus invitados es algo realmente necesario una vez estéis todos alrededor de la mesa. Les sorprenderá para bien ya que dan medida de la consideración en la que tiene a sus invitados. No es un discurso, simplemente saludar y agradecer, un par de frases.

4. No manejar criterios objetivos en la adjudicación de los sitios

A los invitados a un evento hay que ordenarlos siguiendo criterios objetivos y dejar lo de este me cae mejor y con este tengo peor trato.

 

5. No tratar con amabilidad a todos sus invitados

Hay que ser amable y tener palabras de apara con todos, sin distinciones. Todos están allí porque los ha convocado, han acudido a su llamada por distintos motivos, el anfitrión solo tiene una obligación: ser amable.

6. No tener la casa limpia y ordenada y elegir mal el menú

No hay nada peor que llegar a una casa y no saber ni dónde sentarte porque está todo desordenado. Y qué decir que sentarte en una mesa mal puesta, con los cubiertos no supervisados y con una vajilla en mal estado. Además, hay que saber elegir el menú adecuado al tipo de evento, a la época del año y al gusto de la mayoría de sus invitados. Lo mismo con la bebida, la decoración y el ambiente general de la sala.

 

 

Si quieres saber más cosas sobre estilo de vida, quizá te interesen otras publicaciones de las que hemos hablado en cadenadial.com:

 

Bienestar a la danesa, ¡vas a querer introducirlo en tu vida!

Leer, una práctica que alarga la vida

 

 

Además, no olvides suscribirte a nuestra Newsletter para recibir todas las noticias musicales, de estilo de vida, salud, alimentación, moda, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos … que cada día pensamos para tí en la web de Cadena Dialcadenadial.com

 

 

Webs de PRISA

cerrar ventana