Alejandro sanz

Alejandro Sanz, tres generaciones en un fotomontaje: abuelo, padre e hijo

"No vayáis a romper ese molde"

Noelia Bertol
Archivado en: Alejandro Sanz  •  

El 17 de noviembre es un día muy especial en la vida de Alejandro Sanz. Este no solo celebra el cumpleaños de su hijo Alex, sino que también recuerda a su padre en que fue el día de su nacimiento, pero lamentablemente falleció hace ya más de 15 años.

El artista ha querido tener un bonito gesto con ambos y aglutinar en una misma imagen los perfiles de tres generaciones diferentes: el de su padre, el suyo propio y el de su hijo Alex (el mayor de sus dos varones). Una imagen en la que muestra la semejanza de los Sánchez a lo largo del tiempo y que reconoce que explica quién es él hoy día.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alejandro Sanz (@alejandrosanz)

«Ellos forman los perfiles de la persona que soy«, expresaba el artista en la publicación. «Como hijo y como padre, nos vamos formando en generaciones para superar lo anterior. Mi padre me hizo mejor, y espero seguir su ejemplo para dar a mi hijo tanto y todo como ser humano para ser mejor que yo«, añadía este.

Una publicación con la que este ha querido felicitar a su hijo y mandar un beso al cielo para su progenitor. «Hoy era el cumpleaños de mi padre y también es el de mi hijo Alex, y como he dicho, las casualidades no son. Este día tenía que ser«, celebra.

Sus seguidores y amigos no han dejado de destacar el gran parecido de las tres generaciones. «¡No vayáis a romper ese molde!«, se puede leer entre los comentarios.

Su trabajo más personal

 

Alejandro Sanz tiene muy presente en todo momento quién es y de dónde viene, hecho que le hace ser consciente de cada uno de sus logros y saborearlos al máximo. El artista lleva más de media vida dedicada a la música y está a punto de lanzar el que considera que es su disco más personal. De ahí el nombre que le ha puesto: Sanz.

Ya descubrimos con BIO que el cantante madrileño ha estado amasando un trabajo que nace de sus entrañas y que le hace estar en contacto con sus raíces. Deseando que llegue el 10 de diciembre para disfrutar por entero de «su bujío, su reflejo». 

MÁS SOBRE: