Ana Torroja podría ser marquesa

La cantante ha solicitado oficialmente el marquesado que Franco otorgó a su abuelo

Nuria Serena
Archivado en: Ana Torroja  •  

Ana Torroja ha cambiado de opinión. Y si, en un principio, tras la muerte de su padre hace unos meses, rehusó a pelear por el marquesado de su familia, ahora está dispuesta a recuperarlo.

Los orígenes aristocráticos de la intérprete de Sonrisa no eran muy conocidos entre sus seguidores. Fue este verano cuando al fallecer su padre -que ostentaba el título de Marqués- cuando salió a la luz que Ana era la legítima heredera del mismo.

Sin embargo, en un principió se mostró reacia a aceparlo. Ahora, la nieta del reputado ingeniero de caminos a quién el Dictador otorgó el marquesado, quiere solicitarlo formalmente


Y lo ha hecho siguiendo el protocolo que marca la ley lo que ha provocado que la noticia trascendiera públicamente ya que ha sido publicada en el BOE (Boletín Oficial del Estado)

Ana Torroja, Marquesa

El abuelo de Ana se llamaba Eduardo Torroja y Miret y sobre él recayó el título concedido por Franco.

Ahora, el marquesado de Torroja puede pasar a manos de la cantante:

«La sucesión como Marquesa de Torroja ha sido solicitada por doña Ana Torroja Fungairiño, por fallecimiento de su padre, don José Antonio Torroja Cavanillas, lo que se anuncia por el plazo de treinta días, contados a partir de la publicación de este edicto, a los efectos del artículo 6º del Real Decreto de 27 de mayo de 1912«, se publica en el BOE.

La cantante argumentó para rechazar el título en su día que fue concedido a su abuelo por mérito en su trabajo: «mi padre lo heredó y se irá con él, porque ahora hay que pagar y realmente lo haces por un título que se lo dieron a mi abuelo por su labor, el que se lo merecía era él y mi padre. Los demás no, así que quedará ahí»

Los meses han ido tornando esa negativa primera en aceptación de la última voluntad paterna de la ex vocalista de Mecano: «Mi padre quería que se fuera heredando y yo estaré orgullosísima de ello» aseguró una entrevista para el periódico El Mundo. 

MÁS SOBRE: