Blas Cantó

Blas Cantó nos habla de sus apuestas para Eurovisión: «Compuse Voy a quedarme en el peor momento de mi vida»

Noelia Bertol
Archivado en: Blas Cantó  •  

Este miércoles Blas Cantó daba a conocer Memoria y Voy a quedarme, las propuestas de canciones para representar a España este año en el Festival de Eurovisión. Los temas, muy diferentes entre sí, han conquistado a su seguidores y a los eurofans y mantiene divididos a estos, pero también a su entorno. «Me preguntan qué canción tienen que votar para saber qué quiero yo«, nos ha confesado el artista murciano en una entrevista concedida a Cadena Dial.

Pero la decisión es personal y este confiesa que está tan orgulloso del camino recorrido hasta aquí que sea cual sea la canción elegida se sentirá muy contento. Eso sí, aunque no puede elegir entre una de las dos, la balada Voy a quedarme despierta emociones en él que le remueven por dentro. «La compuse en probablemente el peor momento de mi vida«, confiesa.


Hablamos con el artista de las canciones, de si se ve viajando a Róterdam y de cómo le habría gustado vivir esta experiencia «de otra manera«, sin todo lo que la pandemia ha generado. Además, aprovecha para aclararnos la polémica sobre las acusaciones de plagio recibidas por uno de los temas, Memoria.

P: ¿Cómo estás Blas? 

Estoy contento porque al final tantos meses de trabajo y de sufrimiento por esta pandemia en la que hemos podido escribir mucha música, esta llega al corazón de todo el mundo, así que muy agradecido.

P: ¿Cuál es tu sensación tras el lanzamiento? ¿Cómo han recibido las propuestas tus seguidores y los eurofans

Muy bien, la verdad. Estoy muy contento con el recibimiento del público. Me hablan de una y de otra, no se deciden por la favorita. Ahora una va en cabeza pero por otro lado me hablan de la otra, así que muy feliz.

P: Parece que hay una favorita pero, ¿crees que todo podría cambiar una vez las interpretes en la gala de Destino Eurovisión el próximo sábado? 

No se sabe, claro. Hay que poner toda la carne en el asador. No sabemos qué pasará pero yo voy a dar lo mejor de mí en las dos canciones, claro.

P: ¿Qué dice tu entorno? ¿Tienen tu familia y amigos alguna favorita? 

Los tengo divididos. Unos me hablan de una y otros de otra. Lo que sí es verdad es que me preguntan qué canción tienen que votar, para preguntarme qué quiero yo. Yo siempre les contesto que voten lo que quieran y que elijan la canción que más les llegue. Y eso es lo que están haciendo.

P: Son dos canciones muy diferentes entre sí, lo que dice que no tuviste una idea clara desde el primer momento y fuiste a por ella, sino que exploraste dos terrenos que te definen y dijiste: esto es lo que tengo, esto es lo que soy, vuestra es la decisión… 

Exacto. Y al final estaré contento con cualquier decisión que tomemos, la verdad.

P: ¿Cómo ha sido el camino de las canciones? 

Pues primero compuse Memoria y durante la pandemia compuse Voy a quedarme en probablemente el peor momento de mi vida, pero de los peores momentos salen grandes cosas y la emoción que se escucha en esa canción de cuando la grabé… es impresionante. Ahora incluso a veces me emociono al escucharla porque significa muchas cosas.

blas canto

P: ¿Cómo se plantea el festival? ¿Ves posibilidades de viajar a Róterdam? 

Sí, claro. Estamos trabajando en eso y en un backup, una copia de seguridad, por si pasa cualquier cosa. Que sea lo que tenga que ser, pero todos tenemos muchas ganas de ir a Róterdam.

P: Sea como sea, hay un factor primordial de Eurovisión que este año no va a ser igual, que es ese público presente y las puestas en escena. ¿Crees que primará la voz este año? 

No, yo creo que es importante tener una buena ejecución vocal obviamente, pero le vamos a dar la importancia que tiene a la puesta en escena este año igualmente, vamos a por todas en eso también. Creo que es importante que lo que tú quieras transmitir con tu voz, y más en otro idioma, traspase la pantalla y se entienda.

P: Tú que eres un gran fanático del festival, ¿en cierto modo te duele tener que vivirlo de esta manera? 

Me gustaría que hubiera sido de otra manera, claro. Pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos, sobre todo para intentar parar esto lo antes posible y que nadie más sufra pérdidas. Que nos quedemos pero de verdad, aquí.

P: En la gala Destino Eurovisión vas a llevar a numerosos amigos y compañeros, entre ellos otras dos artistas que fueron representantes de España, Pastora Soler y Edurne. ¿Te han dado consejos sobre cómo afrontarlo? 

Siempre dicen que trates de disfrutarlo, que te pelees lo justo. Que hay cosas que no se pueden cambiar todavía, cosas por las que gastar energía y luchar. Eso es lo más importante, saber que no todo depende de ti. Si por mí fuera haría mil cosas pero no todo depende de mí, por lo que hay que dejar trabajar a los otros que se dedican a otras cosas.

P: Habrá también otros artistas que no son tan veteranos pero que vienen pisando fuerte. Entre ellos Nia, con la que has colaborado recientemente en Cúrame. Es una artista con mucho potencial y con un perfil muy eurovisivo, ¿la ves en unos años representando a España? 

No lo sé, al final esto es una decisión muy personal. Al final Eurovisión no le cambia la vida a nadie, te la cambia a nivel emocional por la experiencia, pero tu carrera seguirá su curso natural te vaya bien o no en el festival. Hemos conocidos muchos casos sobre eso y la verdad es que le deseo lo mejor a Nia independientemente de si un día experimenta este festival o no.

P: Ayer te viste en medio de una polémica después de que un usuario de Twitter identificara similitudes entre Memoria y el tema de una artista llamada Rakki Ripper, Thai Food. Al final hablaste con ella, ¿lograsteis aclararlo? 

Pues es una gran chica, me lo demostró porque me pidió disculpas por eso. Me dijo que no era su intención incendiar ni hablar sobre plagio pero es que en el pasado había sufrido algo parecido. Le dije que no era el caso, que yo no soy así. Y claro, recibí la información por esa parte amarga de Twitter que siempre está insultando y dije: ¿quién es esta chica? Yo no la conozco. Pero no en plan despectivo, es que realmente no sabía quién era y necesitaba que alguien me lo explicara. Luego les enseñé que la canción la había compuesto hace tiempo y ella me dijo que sentía mucho lo que sus fans me hubieran podido decir y le dije que pensaba lo mismo.

Hicimos las paces en menos de 20 minutos y lo borramos todo para no darle importancia. Quedamos en borrarlo todo porque al final eso tira abajo mi trabajo y el de ella, porque ella lo que tiene ahora es gracias a su trabajo y no por oportunismo y yo no plagio canciones. Esa es la anécdota. Pero es que Twitter puede ser una red social muy peligrosa, así que mejor dejarlo atrás.

MÁS SOBRE: