Isidro Montalvo, preocupado por el cordero que le pidieron y que no han pagado

Rodrigo Díaz

Isidro Montalvo va a intentar ajustar cuentas con los atrevidos y atrevidas que le pidieron un cordero para estas Navidades y aún no lo han pagado:


 

 

 

En busca de la famosa Carmen, va a dar primero con una pobre mujer que se queda alucinada con la llamada. «¿Qué quiere, señor? ¿Darme el día hoy?», se quejaba al cabo de unos minutos y viendo que el humorista no cedía en su empeño.

Con el segundo caso, mismo problema: Ni es amiga de Goyita ni es la mujer del concejal. Tampoco le importará demasiado a un Isidro Montalvo que ya se atreve a amenazar a los clientes de su carnicería: «Si no lo quieres, me lo dices y lo compras en otro sitio».

Nuestro compañero quiere ya el dinero y no va a parar hasta conseguirlo. ¡Y a él no se la dan con queso! Sobre todo sabiendo que la atrevida a la que llama le gusta «cambiar la voz» como él dice. Pobre mujer…

CONTENIDO PATROCINADO