Noticia

La conexión entre Ricky Martin y Jon Kortajarena tiene nombre de mujer

14/06/2021, a las 11:24


Ricky Martin y Jon Kortajarena tienen una bonita conexión con nombre femenino: Esther Cañadas. La icónica modelo de los 90 ha desvelado que fueron ellos quienes la animaron a abrir su cuenta oficial de Instagram

Ha sido en una entrevista para el País Semanal, donde Esther Cañadas ha hablado de su bonita y larga amistad con ambos: Me abrí Instagram hace un par de años porque me insistieron mucho dos de mis mejores amigos, Ricky Martin y Jon Kortajarena. Yo misma llevo la cuenta, pero no soy muy activa porque no lo considero algo prioritario. Estoy en un momento en el que quiero desarrollar proyectos profesionales que reflejen mi esencia

 

 

La modelo de 44 años y con una hija de 6 años -Galia-, vuelve a retomar su carrera tras una pausa de más de una década: «Estoy feliz con la madurez, con mi cuerpo y con todo” asegura confesando que cuando decidió retirarse necesitaba parar. “Ahora que mi hija ha crecido, siento que puedo retomar mi trabajo, que también es mi gran pasión. Me apetece que ella sea testigo de lo que fue y es mi carrera, y demostrarle que todo es posible con ilusión y esfuerzo”, explica en su entrevista para El País.

 

 

Esther Cañadas, Kortajarena y Ricky Martin, una amistad de toda la vida

 

 

Ricky y Esther poseen una bonita amistad desde hace muchos años. De hecho, el cantante fijó su residencia en Madrid, en casa de Esther, cuando solicitó en 2o11 la nacionalidad española aprovechando que su abuela había nacido en nuestro país.

«Con Esther me siento muy cómodo y puedo dejar a un lado todas las inhibiciones si ella está a mi lado. Ella sí que es una gran estrella de la pasarela. Sin embargo, ‘su perfecta figura’ no me intimida porque, entre otras cosas y ante todo, es mi gran amiga», declaraba el intérprete de la Mordidita hace años.

Ricky y Esther se conocieron en Nueva York. Juntos emprendieron una colaboración solidaria con la Fundación Sabera, cuyo presidente era Nacho Cano y creada para ayudar a las niñas de Calcuta.

En 2007, el músico Nacho Cano presentaba su dimisión de la presidencia de la asociación humanitaria «Fundación Sabera» por estimar que esta organización, al frente de la cual lleva cuatro años, requería ya de una «gestión profesional que yo desgraciadamente no puedo realizar».

En un comunicado Cano explicaba que «después de meditar profundamente, esta mañana (del lunes) he presentado ante el Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, mi dimisión como presidente de la Fundación Sabera».

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana