lola indigo

Lola Índigo denuncia un robo en su último concierto en Madrid y termina recuperando sus pertenencias

Noelia Bertol

Seguramente Lola Índigo nunca pensó que pudieran robarle en uno de sus conciertos, y más aún con la seguridad del WiZink Center en Madrid, donde la granadina actuó el pasado 17 de julio.

Si estuviste entre el público o has seguido muy de cerca los últimos pasos de la artista sabrás de la existencia de Lolo, un osito de peluche que esta lleva anclado a un palo y que forma parte de la puesta en escena de su espectáculo.

Desgraciadamente este osito y dos pelotas de yoga que Lola Índigo utilizó durante el show fueron robados. La artista lamentó en sus redes el ‘secuestro’ del peluche y lo denunció públicamente. «El día del WiZink secuestraron a Lolo. Es un osito muy sensible, ofrecemos un rescate de muchos dólares, no robéis ositos de peluche desgraciaos sin corazón«, compartía esta en su cuenta de Twitter.


Lolo no es un osito cualquiera para Mimi Doblas. Se trata de un regalo especial por parte de su diseñador y amigo Jacobo, y se ha convertido en parte de sus conciertos. Ahora, inesperadamente, ha ganado protagonismo debido a este robo.

Así logró recuperarlo

 

En una entrevista ofrecida a Cosmopolitan la artista confesaba lo que había ocurrido esa noche, y es que tras la actuación ya no estaban estas pertenencias. A un miembro de su equipo se le ocurrió buscar en Wallapop por ‘Lola Índigo‘ y encontró rápidamente a la ladrona, que había puesto a la venta las pelotas por tan solo 15 euros.

Junto con otros dos miembros del equipo se hicieron pasar por compradores interesados y se reunieron con la chica en un descampado. Ahí fue cuando le preguntaron cómo había conseguido los objetos y esta confesó que trabajaba en el recinto. En ese momento estos mostraron la acreditación con la que demostraban que formaban parte del equipo del artista, dejando a la ladrona opciones. ¡Vaya pillada! 

Lo más complicado fue recuperar a Lolo, pues esta lo había regalado y ya no estaba en su poder. Afortunadamente el osito logró llegar de nuevo hasta su dueña y así lo compartió Lola Índigo en sus redes.

«Ha vuelto«, expresaba esta entre lágrimas. «Hay que ponerle un chip localizador a Lolo», añadía. Visto lo visto, ¡seguro que ya no vuelve a pasar!

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO