Marc Sala y Silvia Intxaurrondo, ¿despedidos o no?

Un despiste de los presentadores provocaba una cómica situación en directo

anamas

Marc Sala y Silvia Intxaurrondo, los presentadores de La hora de la 1, protagonizaban esta semana una simpática escena en directo. Quedaban dos o tres minutos para terminar el programa y hablaban sobre la última hora de la huelga indefinida convocada en Cádiz en el sector del metal.Cuando recogían la conexión los dos esperaban que fuera el otro el que comenzara a hablar.

Marc Sala decía, «Pues…», esperando que fuera su compañera la que despidiera a los colaboradores de la mesa y añadía provocando la carcajada de todos, “Es que no sé si están despedidos o no”. Intxaurrondo retomaba inmediatamente diciendo, “Despedidos no están, que vuelvan, ¡qué luego se van!” y su compañero apuntaba, “Decía despedidos por hoy”.

Y es que la cosa no quedaba ahí y cuando daban paso a Ion Aramendi la broma continuaba provocando aún más la risa de la presentadora que sin poder prácticamente hablar se tapaba la cara mientras Aramendi decía, “¡Qué susto me habéis dado! Pensé que me ibais a despedir. ¡Si no hemos ni empezado!“,  “Estamos hoy que…”, terminaba diciendo Salas.

La simpática situación protagonizada por Marc Sala y Silvia Intxaurrondo

Instagram

Después de que sucediera todo esto Ion Aramendi retomaba y saludaba a los espectadores para arrancar Mejor contigo, en la pantalla se podía ver cómo ambos presentadores seguían con la sonrisa en la boca.

Marc Sala y Silvia Intxaurrondo se ponían al frente del programa el pasado seis de septiembre con ilusión y muchas ganas, tal y cómo ellos mismos explicaban.

«Nos espera la actualidad contada de una manera muy tranquila y cercana«, explicaba entonces Sala. El programa cuenta con un tramo político entre las 8:30 y las 10:00 con los protagonistas del día, analistas y los profesionales que están en el día a día de la política. Además cuentan con la ayuda de los corresponsales y todos los profesionales de los Servicios Informativos de RTVE, para intentar dar una visión cómo explicaba el presentador «muy completa y no quedarnos con la bronca del día, sino con el porqué de esa bronca».

En este caso sin embargo no se ha tratado de una bronca, sino de todo lo contrario, el plató se ha llenado de risas durante unos minutos.

MÁS SOBRE: