Tania Llasera muy enfadada con Zara y sus «tallas irreales»

Ana Más

Tania Llasera lleva años luchando por la reivindicación de los cuerpos, todos los cuerpos son válidos y no existe el cuerpo perfecto.

Hace unos días sólo y con motivo de su 42 cumpleaños Hace tan solo unos días, subía este comentario en Instagram, “Me gusto, no siempre, lógicamente, pero me acepto en todas mis formas, pesos, embarazos, etc. Porque mi cuerpo funciona de vicio y me da muchas más alegrías que tristezas”.

Precisamente hace unos días escribía en sus redes sociales dónde tiene más de setecientos mil seguidores “No somos ornamentos. Las mujeres somos más que una imagen, somos personas y nuestro cuerpo es nuestro instrumento”.

Tania ponía el foco en el tallaje de algunas tiendas, algo que considera puede afectar mucho a algunos jóvenes y se preguntaba respecto a un pantalón que había adquirido en Zara, «Este vaquero me lo compré ayer. ¿Cómo es posible, señor Amancio, que yo tenga una talla XL?”, así lanzaba su queja por tener que usar “la talla más grande que hay”, ¿En qué mundo cabe? Estamos creando problemas en la gente joven”, se quejaba.

Explicaba que llevaba cinco años sin ir a Zara porque no le “cabía nada”. “Me cabreé porque tampoco estoy yo como para que no me quepa nada”.

Tania Llasera, den un repaso al tallaje de las tiendas

Muy enfadada Llasera considera que no es sano que aquellas mujeres que tienen “un cuerpo normativo” tengan que comprar una talla XL. “No tenéis vergüenza. No me parece normal”, declaraba en  su Instagram y se dirigía en especial a Amancio Ortega al que pide que se “ponga las pilas” y replanteé el tallaje que existe en Zara.

Su reivindicación es  «da igual la talla que tengas y que los tallajes irreales pueden frustrar muchísimo sobre todo a la gente joven que esté preocupada por su físico.

Han sido muchas  las mujeres que se han sumado a su queja. con mensajes cómo estos,“Estoy contigo. Eres la voz, tú puedes”, “Gracias. Aquí una mujer normal con la XL que sabe perfectamente que es una talla irreal. Basta ya, Amancio”, “Llevo años sin comprar nada allí”, “Se pasan por el forro el tallaje” o “Qué razón tienes, es vergonzoso”.

MÁS SOBRE: