Vuelta a la rutina de manera fácil y sin traumas ¡así debes hacerlo tras la Navidad!

anamas

Después de muchos días de excesos en Navidad la vuelta a la rutina puede ser un poco difícil. Es importante que nos incorporarnos a nuestra vida habitual de una manera ordenada y sobre todo, consciente. Porque muchas veces el llamado síndrome post-vacacional es tremendo para nuestro ánimo.

Falta de apetito, dolores musculares e irritabilidad, además de apatía y falta de energía y concentración, son los síntomas más frecuentes del llamado síndrome postvacacional.

Algo que afecta más a los menores de 45 años, a quienes disfrutan de vacaciones más largas, a aquellos cuyo entorno de trabajo no es agradable y a aquellos que se incorporan a la rutina de manera brusca, sin una breve transición.

Navidad

Te damos algunas pautas para hacer más llevadera la vuelta a la normalidad.

Planifica la incorporación, retoma tus horarios habituales poco a poco y piensa en proyectos ilusionantes

 

Planifica tu incorporación al trabajo un par de días antes de terminar las vacaciones cómo periodo de adaptación.

Intenta retomar tus horarios habituales de acostarte y levantarte y procura dormir mas horas los primeros días de vuelta a la normalidad.

Piensa en planes ilusionantes y trabaja para que se cumplan, eso te hará sentir con vitalidad e ilusión.

 

Organiza tu ocio y revive los buenos momentos

Realiza un programa de actividades que te sean gratificantes para los primeros días, puede bastar con ver una buena peli o dar un largo paseo, eso si, regula el nivel de actividad de menos a más, eso te hará sentir mejor. Imprimir y ordenar recuerdos y fotos de estos días te hará revivir los buenos momentos y aumentar tu sensación de bienestar.

No te vayas a los extremos y evita quejarte

Intenta no pensar en blanco (la felicidad de las vacaciones) y negro (el horror de volver a la rutina). No te cierres a tener momentos gratificantes en cualquier momento y época del año.

Además procura no quejarte todo el tiempo, eso sólo hará que te sientas mal y no ayudará para nada a tu adaptación a la rutina.

Si aún así te notas sobrepasado por la vuelta al trabajo, date tu tiempo y no tomes decisiones vitales sobre tu futuro profesional durante estos días. Pide consejo profesional y espera a sentirte mejor