Alaska

Alaska desvela cómo es su pelo al natural: “No me gusta”

La artista revela que su cabello en realidad es "rubio ceniza"

Noelia Bertol
Archivado en: Alaska  •  

A lo largo de las últimas cuatro décadas hemos visto a Alaska lucir el cabello con diferentes estilos. De las rastas de su juventud la vimos pasar al color naranja fuego de finales de los 90… y en los últimos el cabello negro y alisado combinado con sus finas cejas ha sido una de sus grandes señas de identidad.

En su visita a El hormiguero este miércoles la artista confesaba uno de sus secretos mejor guardados, y es que su pelo al natural nunca ha sido negro y liso, sino rubio y rizado. No obstante, Alaska revelaba que no ha estado nunca conforme con su melena natural.

«No me gusta mi pelo. No me gusto. Realmente lo tengo rubio y rizado, pero es que no me gusta nada, por eso me lo tiño. Es que es rubio ceniza, no como el de ABBA, y con eso no voy a ningún lado«, expresaba la intérprete de Bailando.


Acostumbrados a verle con la melena negra y lisa nadie diría que el tono natural de la artista fuera el rubio, y tampoco que su pelo fuera rizado. Esto no es nada extraño, y es que es muy frecuente de lo que parece que aquellos que tienen la melena rizada les gustan más los cabellos lisos, y aquellos de pelo lacio tienden a rizárselo para obtener volumen.

Alaska habla de los rumores de separación con Mario Vaquerizo

 

Hace unos meses a Alaska acaparaba titulares por su relación con Mario Vaquerizo, y es que surgieron rumores de separación en la pareja tras más de 20 años de matrimonio. Topacio Fresh, amiga de ambos, se encargó de desmentirlo en su momento, y ahora la vocalista de Fangoria ha hablado al respecto.

«Estábamos los dos en el concierto de Iggy Pop en el Teatro Real y nos preguntaron en el photocall. Dijimos que ‘no’, desmintiéndolo ya una vez. Y el mes siguiente todos los días tuve que desmentirlo una y otra vez. Empecé a rascar y vi que todo venía de un tiktoker, esa era la fuente de información«, lamentaba Alaska sobre la labor de los medios de comunicación, entre los que ella misma se incluía. «El problema es nuestro (…) Lo que ocurre en redes debe quedarse ahí«, agregaba.

MÁS SOBRE: