Anabel Pantoja, el dinero que tiene en el banco y su ruptura con Omar

La sobrina de Isabel Pantoja se sincera con sus compañeros de Supervivientes

Ana Más

Anabel Pantoja lleva ya algunos días en Supervivientes pero hasta ahora no ha sacado su lado más expresivo y sentimental y lo ha hecho hablando de su separación de Omar Sánchez  y de las causas de la misma.

Aunque no todo ha sido tan sentimental, la sobrina de Isabel Pantoja se ha pasado a un terreno más terrenal para referirse al dinero que tiene en el banco, que según ha dado a entender podría tener seis cifras.

Respecto a lo primero ha expresado su deseo de volver con «el negro». «Ojalá me vuelva», comenzó diciendo y prosiguió, «Bueno, a lo mejor él no está cuando yo vuelva. A lo mejor tiene a Mari Pepis o algo. Lo que no quiero es que se aprovechen de él. Cuando nos separamos se le acercó gente. Pero claro, él es independiente, no puedo ser posesiva».


Anabel Pantoja revela el dinero que tiene en el banco


Además reveló cual fue la gota que colmó el vaso en la separación, «Me fui a ver a mi tía, y no me fui de luna de miel. Fue un error, pero sentía que tenía que estar con mi familia y él hizo así, como si no fuera con él«,.

Y es que la abuela de Anabel había fallecido el día anterior a su boda y ella no se sintió con fuerzas de irse de luna de miel y se fue a ver a su tía y a arroparla, algo que su ya marido no entendió y según ella no supo «estar a la altura» en ese momento.

Aunque matizó, «Era una cosa de dos. Pero él no ha tenido la culpa. Si alguien ha tenido la culpa, he sido yo. Tuve muchos ovarios, ¿eh? Pero me duele en el alma haber tomado la decisión».

Otro tema sobre el que la concursante se sinceró fue sobre su cuenta bancaria y el dinero que había en ella. Todo surgió al hilo de la pregunta de Anuar Beno, que preguntó sobre el estado de sus finanzas a algunos de los concursantes , a pesar de no querer dar muchos detalles, Anabel a través de gestos dio a entender que la cifra tenía tres números por un lado y otros tres por otro y a la pregunta de sus compañeros de «¿200.000?, ¿300.000?», hizo un gesto confirmando que la cifra podía ser esa.

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO