Caramelos para la tos caseros: hacerlos es bien sencillo

Necesitas muy pocos ingredientes y el resultado es mucho más natural

Ana Más

Con la llegada de las primeras lluvias y fríos quien más y quien menos tiene alguna tos incómoda que, sin ser grave, puede interferir muchas veces en nuestro día a día. Antes de recurrir a medicamentos hay un montón de remedios caseros que pueden mejorar e incluso acabar con nuestra tos.

Lo primero que debemos hacer es intentar estar relajados, ya que los nervios debilitan nuestro sistema inmunológico y pueden afectar a las cuerdas vocales, haciendo que nos quedemos afónicos o forcemos la voz y las dañemos.

Otro conocido y eficaz remedio es la consabida cucharada de miel, que es un gran antiséptico y  por eso nos ayudará a acabar con los microbios. Tómatela como si fuera un caramelo y déjala reposar un rato en la parte posterior de la boca. Y hablando de caramelos ¿sabías que puedes hacer tus caramelos para la tos tú mismo? Te contamos como.


Caramelos caseros así de fáciles

Desde la cuenta de Twitter @saintloyl proponen la siguiente receta para elaborar de manera muy sencilla pastillas para calmar la tos. Te contamos qué ingredientes necesitas:

  • jengibre
  • una medida de agua
  • un chorrito de miel
  • medio limón
  • una medida de azúcar
  • un poco de clavo
  • azúcar glass

Para hacerlos comienza pelando el jengibre, córtalo en rodajitas y machácalo en un mortero. Conseguirás una especie de pasta que debes poner en un cazo junto al agua, el azúcar, la miel, el zumo de medio limón y el clavo. Pon la mezcla en el fuego y remueve hasta que entre en ebullición.

Después la dejamos enfriar y sobre una bandeja forrada con papel de horno vamos dando forma a nuestras pastillas o caramelos, que serán tan grandes como queramos. Espolvoreamos con azúcar glass y los tendremos listos. Así de sencillo.

Aunque tal y como explican desde la web mejorconsalud.com, debemos tener en cuenta que «estos caramelos no deben sustituir jamás el tratamiento que te haya pautado el médico. En todo caso, podrían ser simplemente un complemento que te ayudará a obtener el alivio.» Y dan una alternativa para calmar la tos en el caso de que no nos gusten los caramelos: tomar una mezcla de miel y zumo de limón a modo de jarabe.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO