La curiosa donación de Cara Delevingne a la ciencia: sus orgasmos

Lo ha hecho para una investigación sobre la "brecha de género en el clímax"

Ana Más

La actriz y modelo Cara Delevingne ha hecho una original donación a la ciencia, nada más y nada menos que sus orgasmos. Y lo ha hecho para aportar así su granito de arena a una investigación sobre la «brecha de género en el clímax» en Alemania, un término utilizado para describir por qué los hombres tienen más probabilidades de tener un orgasmo durante las relaciones sexuales que las mujeres.

Y es que la modelo opina que el deseo sexual femenino definitivamente ha sido reprimido: «Sé por mi propia vida amorosa cuán sexuales pueden ser las mujeres”, ha confesado.

Para participar en el estudio Delevingne dio a los investigadores una muestra de su sangre antes y después de alcanzar el clímax para que estos pudieran estudiar sus efectos en la química de su cuerpo. Unos resultados que se emitirán en el primer episodio de la serie documental de seis episodios de la BBC,  Planet Sex With Cara Delevingne, en los que se exploran temas de sexualidad y género.


Cara Delevingne protagoniza una serie para la BBC

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cara Delevingne (@caradelevingne)

Y es que según los científicos, «el 95 % de los hombres heterosexuales tienen un orgasmo durante el coito, pero solo el 65 % de las mujeres heterosexuales lo tienen.«

La actriz se realizó la prueba en un hospital de Alemania, donde declaró antes de entrar: «Estoy aquí para tener un orgasmo y donarlo a la ciencia. Creo que el deseo sexual femenino definitivamente ha sido reprimido». Y añadía: «Sé por mi propia vida amorosa cuán sexuales pueden ser las mujeres, por lo que uno pensaría que en el siglo XXI los hombres y las mujeres deberían tener vidas sexuales igualmente satisfactorias, ¿verdad?».

Además de donar una muestra de sangre, desde la revista Semana explican que Delenvingne para el documental «viajó a Países Bajos para conocer a un experto en sexo, asistió a un seminario sobre masturbación, visitó un set de filmación donde se hacía pornografía ética y se trasladó hasta Japón para hacer un molde de su vagina.»

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO