Álvaro, concursante de "Secret Story"

Elena y Laila montan el pollo en Secret Story: «Entre las dos no suman una neurona»

Un cruce de descalificaciones por ambas partes han provocado momentos de tensión

Nuria Serena

Elena y Laila han sido las protagonistas de la primera discusión de alto voltaje en Secret Story.

Un cruce de descalificaciones por ambas partes han provocado momentos de tensión durante el programa presentado por Toñi Moreno que se anunciaron en redes.

Afortunadamente la sangre no ha llegado al río y al final, tras sentarse y hablar, se han dado cuenta de que no estaban tan lejos como pensaban la una de la otra.


Pero vayamos por partes. Estas son las descalificaciones que se han proferido mutuamente antes de sellar la paz.

 

Secret Story: cronología de un desencuentro

La primera en lanzar la piedra fue Elena. Era de esperar que con su fuerte carácter pudiera permanecer más tiempo callada ante el mal rollo que se presumía mantenía con Laila, una de las mellizas concursantes.

Cuando nadie lo esperaba, Elena comenzó a despacharse a gusto sobre Laila. Y entre otras lindezas que le dedicó están estas frases que, por otra parte, retratan perfectamente los prejuicios y la toxicidad que desprende su personalidad:

Todo ha comenzado cuando Elena ha compartido su particular punto de vista sobre algunas de sus compañeras entre las que se encontraba Laila.

“Ninguna de las dos hermanas es muy lista, no suman una neurona“

“Está más manoseada que el teclado de un cibercafé”. Una demoledora frase que podría hacer explotar el clima de paz que se vive en la casa.

“Me cuesta creer que esta mujer tenga un niño, la veo muy inmadura”

La aludida, al enterarse de las descalificaciones que le habían dedicado se consoló con su hermana melliza, y lamentó que ante tales insultos Nissy la recomendara callar:  “Claro, yo veo que me están dando por todos los lados y me tengo que callar”

Nissy que demostró bastante sentido común intentó hacer comprender a Laila que cada uno es libre de pensar cómo quiera:  “Ella no tiene la obligación de decirte las cosas a la cara, ni de que le caigas bien, ni nada“

Hablar para conocer a una persona

El comentario de Elena sobre la aptitud de Laila ante la maternidad fue la gota que colmó el vaso y la paciencia de la joven concursante que dolida respondió: “Yo tengo la suerte de ser madre cosa que ella jamás lo va a ser”.

Finalmente, se sentaron, limaron asperezas y llegaron a la conclusión, según Laila, de que que «no somos tan diferentes«. “Hoy hemos tenido un acercamiento diferente y sí que es verdad que ella se ha mostrado más natural a mis ojos. Ha habido un problema de comunicación”, sentenció Elena.

CONTENIDO PATROCINADO