Un chico consulta algo en su móvil, mientras su chica duerme al otro lado de la cama.

Los tipos de infidelidad: lo que motiva cada una de ellas

Muchas personas tienden a engañar a su pareja, motivados por las dudas y las inseguridades sobre su relación

Sandra Escobar

Infidelidad no hay solo una: ‘Mira mucho el móvil’, ‘Ya no me cuenta nada’, ‘Apenas me toca’… todos estos son pensamientos que suelen asaltar la mente de quienes sospechan que sus parejas les están siendo infieles. A veces, son simples elucubraciones fruto de inseguridades o meras dudas que acechan a una relación que pueda estar pasando por un mal momento. Pero hay otros casos que son reales y es en esos momentos de mayor incertidumbre donde desearías haber sabido interpretar las señales y hacer caso a tu intuición porque sí, se trataba de una infidelidad en toda regla.

Aunque cada persona es un mundo y no hay una relación que sea igual que otra, la sombra de la infidelidad es alargada, oscura y, en algunos casos, muy nociva, hasta el punto de que hay momentos en los que basta un ligero asombro de duda en la otra persona (o falta de confianza en la misma) para llenar nuestra cabeza de cuestionamientos.

Cabe destacar que ‘los cuernos’ o la infidelidad suele ser una de las excusas más recurridas cuando una pareja no está atravesando por su mejor momento. Precisamente por ello, es tan importante saber identificar si nuestro compañero o compañera sentimental realmente nos está engañando o no.


Una chica consulta su móvil desayunando mientras su pareja la mira con cara de preocupación.
Getty

Un artículo publicado en la revista Best Health dejaba unos datos bastante representativos acerca de cómo se vive (o sufre) la infidelidad. Según un estudio llevado a cabo por la antropóloga biológica de la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey, Helen Fisher, el 56% de los hombres y el 34% de las mujeres que tuvieron una aventura consideraban que estaban en un matrimonio «feliz» o «muy feliz«. Mientras que otro informe realizado en 2012 por Undercover Lovers, una web de citas extramatrimoniales, el 57% de las mujeres sintieron amor hacia su amante frente al 27% de los hombres que pensaron lo mismo.

Otro estudio, este de 2010, culpaba a la genética del hecho de cometer una infidelidad. Así lo reflejó una investigación de la Universidad Binghamton de Nueva York, donde concluyeron que el engaño en pareja está vinculado al gen receptor de dopamina D4, el mismo al que se asocia con trastornos psiquiátricos (esquizofrenia), trastornos por consumo de sustancias o ese rasgo de la personalidad que impulsa al individuo a la búsqueda de la novedad.

Un hombre yu una mujer están teniendo sexo.
Getty

En cualquiera de los casos, la psicóloga de la plataforma Ashley Madison , Lara Ferreiro asegura en la revista Cosmopolitan que existen diferentes tipos de infidelidad:

Infidelidad sexual

¿Te cuesta disfrutar del sexo con tu pareja? ¿Ya has hablado con tu compañera o compañero sentimental y nada? Es probable que ante esta determinado situación tengas una gran tentación de buscarlo fuera. Esta infidelidad te podría generar una situación de bienestar y libertad, pero realmente seguirías acudiendo a los brazos de tu pareja para encontrar seguridad y tranquilidad.

Infidelidad online o virtual

El cibersexo se ha convertido en los últimos tiempo en una de las prácticas más recurrentes para ligar y también para comerte una infidelidad. Aquí también entra el sexting, es decir, el intercambio de mensajes, fotos y vídeos subidos de tono con otra persona que no es tu pareja.

Por venganza o despecho

Muchas de las personas que han sufrido una infidelidad, motivados por la rabia y el despecho, acaban ejerciendo su propia venganza, al «cobrarse» lo que la otra persona le hizo en el pasado. Es un «y ahora que aprenda lo que se siente». No es lo habitual, pero suelen aparecer también con asiduidad.

Emocional

Es posible que sientas que tu pareja ha dejado de complementarte en tu parcela afectiva, lo que pueda llevarte a sentirse más vulnerable y a llenar esta necesidad con una persona externa. Así es cómo surgen la mayoría de las infidelidades emocionales y afectivas, algo de lo que luego a veces cuesta mucho desintoxicarse porque acabas delegando estas necesidades en esas nuevas personas que aparezcan en escena.

Microinfidelidades

Son ese tipo de infidelidades que se dan de forma sutil y que a ojos de los demás pueden pasar muy desapercibidas: tonteo con otras personas, coquetar con alguien sin decirle que tienes pareja, hablar con alguien con quien las intenciones van más allá…

Infidelidad para tratar de olvidar a tu ex pareja

Esta no se considera una infidelidad como tal ya que basándonos en los hechos reales tú ya no estás con tu pareja, pero mentalmente sientes que todavía forma parte de tu vida. Estás en esa fase de duelo en la que tienes siempre sentimientos encontrados, pero que al final te empujan a llenar ese vacío y ese miedo a no sentirse solo teniendo contacto con otra persona, quedando con ella..

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO