Luis Fonsi

Luis Fonsi se sincera sobre su divorcio con Adamari López

El artista, además, se sincera sobre el acoso escolar que recibió al mudarse a Estados Unidos

Noelia Bertol
Archivado en: Luis Fonsi  •  

La vida está llena de experiencias, unas muy buenas y otras no tanto, las cuales nos van entregando lecciones que dan forma a las personas en las que nos convertimos en la edad adulta. Aunque reservado con su vida privada, a Luis Fonsi le gusta naturalizar que un rostro conocido como él también ha sufrido altibajos en la vida que lo golpearon emocionalmente.

Ejemplo es su divorcio con Adamari López, la mujer con la que estuvo casado cuatro años, de 2006 a 2010. En una entrevista con Martín Cárcamo para el espacio de la televisión chilena De tú a tú, Luis Fonsi se sinceró sobre este duro golpe.

«Gracias a Dios no he tenido una tragedia, pero a nivel personal he tenido mis altas y mis bajas. Y eso me ha endurecido, me ha ayudado a madurar, me ha ayudado a apreciar las cosas y a ver la vida de otro color«, expresaba el artista.


Uno de esos baches personales a los que se refiere es su separación de Adamari López. «Un divorcio no es nada divertido para nadie«, añadía. El artista es consciente de que muchas personas a día de hoy pasan por esta situación y no quiso dejar de contar lo dura que fue su experiencia para visibilizarlo, pues en su caso fue doblemente complicado.

Luis Fonsi en los ensayos de los Premios Dial

«No entro en muchos detalles porque es un tema complicado, pero hacerlo públicamente es el doble de difícil porque uno tiene dolor personal y tener que sacar la cara y que te pregunten cuando uno no quiere hablar de eso…«, comentaba el de Puerto Rico.

Actualmente Fonsi es feliz con la familia que ha formado junto a la presentadora y modelo Águeda López, con quien comenzó a salir en 2011 y tiene dos hijos en común, Mikaela y Rocco.

El bullying, otro duro golpe para Luis Fonsi

Además del divorcio, Luis Fonsi ha recordado otra complicada etapa de su vida. Cuando era niño se mudó con su familia a Estados Unidos, pero el proceso de adaptación no fue fácil. «Me hicieron muchísimo bullying. En aquel entonces había muy pocos latinos, el racismo era fuerte«, recuerda de su etapa escolar.

El momento en el que más sufrió este racismo es cuando comenzó a salir con una chica estadounidense. «Cuando la madre ve una foto de nosotros le dice que no podía salir conmigo, que no podía salir con un latino«, comenta.

MÁS SOBRE: