Artículo

Toma infusión de jengibre para acelerar tu metabolismo y adelgazar

Tiene muchas propiedades pero entre ellas está la de ayudar a quemar calorías y reducir el hambre

Ana Más

El jengibre es un ingrediente básico en la cocina asiática, que lo usa cómo condimento en muchas de sus sopas, salteados y platos cocinados al vapor. Algunos suelen añadirlo a guisos e infusiones para darle un toque distinto. Su sabor es picante y fuerte y quizás por eso no te guste demasiado, pero seguro que después de conocer sus propiedades cambias de opinión.

Algunas de las más conocidas son:

  • evita el reflujo, la sensación de ardor y las malas digestiones
  • favorece la creación de ácidos gástricos, que facilitan la descomposición de los alimentos, la absorción de lo que nos beneficia y la expulsión de toxinas.
  • Contiene gingerol, una sustancia que  ayuda a desinflamar las articulaciones y reduce los dolores crónicos y mejorando así la movilidad.
  • puede ayudarte a disminuir la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza y además combate las infecciones

La infusión de jengibre para acelerar tu metabolismo


 

Pero además hay una que te va a venir de miedo si estás intentando adelgazar algunos kilillos: el jengibre puede ayudarte a acelerar tu metabolismo y por lo tanto a perder peso.

En este sentido hay algunos estudios, uno de los cuales tal y cómo explica Mujer de hoy: «demostró que el jengibre suprimió la obesidad en ratas con dietas altas en grasas y otro encontró que los hombres que bebían una infusión de jengibre después de comer se sentían más llenos durante más tiempo.» Que explica además que: «Los estudios analizados han sugerido que consumir jengibre puede mejorar la quema de calorías y reducir la sensación de hambre, lo que está asociado con la pérdida de peso en adultos con sobrepeso.»

Para prepararte tu infusión de jengibre necesitas:

  • un litro de agua
  • dos cucharadas soperas de jengibre fresco sin piel rallado
  • de manera opcional, miel, canela en rama, menta fresca o dos rodajas de limón

Para prepararla añade el jengibre rallado en un cazo de agua hirviendo, junto con el resto de ingredientes, déjalo unos diez minutos y añade edulcorante a tu gusto. Puedes tomarla fría o caliente.

Y desde luego, recuerda que no se trata de un remedio mágico, si no de un buen complemento a la hora de adelgazar si lo combinas con una buena alimentación y ejercicio.