Pablo Alborán – Carretera y Manta, videoclip y letra

El nuevo tema del malagueño ha llegado de madrugada

Nuria Serena
Archivado en: Pablo Alborán  •  

La nueva canción de Pablo Alborán ha visto la luz la madrugada del 15 de julio.

Después de varios días de expectación, Pablo Alborán nos ha mostrado en toda su plenitud su nueva canción, Carretera y manta.

Una canción en la que Pablo se atreve a explorar nuevos sonidos. El malagueño sigue evolucionando, ofreciéndonos nuevos matices y retándose como compositor.


Carretera y manta será parte de su próximo álbum que prepara mientras recorre España inmerso en una íntima gira por teatros que cada día cuelga el sold out.

Una fidelidad que el artista ha querido agradecer públicamente en redes sociales

«Familia, sois el refugio de mis canciones. Seguiré estudiando y trabajando duro para daros lo mejor de mi en cada escenario. Os quiero mucho!!»

 

 

Pablo Alborán – Carretera y manta, letra

 

Carretera y manta;

Lo que tanto me dolió 

ahora se ve por el retrovisor.

Tengo rueda nueva, asfalto de sobra, 

te busco a la hora. 

Amor de gasolina, amigos medicina,

¿qué más puedo pedirle a la vida?

Si te encontré buscando la salida. 

Quiero una copa que sude mi ropa,

paro el coche en la esquina,

la luna se acuesta y el sol siempre brilla, brilla

Quiero hacer el idiota,

que demos la nota, 

las manos miran al cielo, 

los ojos se cierran pidiendo un deseo. 

Carretera y manta,

ya no freno al corazón,

ni quiero ir pidiendo perdón.

Si llueve que llueva, 

algunos se irán, 

pero los buenos se quedan. 

Amor de gasolina, amigos medicina,

¿qué más puedo pedirle a la vida?

Si te encontré buscando la salida. 

Quiero una copa que sude mi ropa,

paro el coche en la esquina,

la luna se acuesta y el sol siempre brilla. 

Quiero hacer el idiota,

que demos la nota, 

las manos miran al cielo, 

los ojos se cierran pidiendo un deseo. 

El mundo por montera, 

me río de mi, contigo salto las reglas,

no pierdo mi tiempo en quien levanta la ceja,

no mires atrás que los valientes no esperan. 

Quiero una copa que sude mi ropa,

paro el coche en la esquina,

la luna se acuesta y el sol siempre brilla. 

Quiero hacer el idiota,

que demos la nota, 

las manos miran al cielo, 

los ojos se cierran pidiendo un deseo.

 

MÁS SOBRE: