Pastora Soler

Pastora Soler reacciona a la terrible experiencia de esta presentadora: «¡Qué dolor más grande!»

La madre de Rocío Arauz fallecía por un cáncer que no le fue diagnosticado

Noelia Bertol
Archivado en: Pastora Soler  •  

Rocío Arauz es una presentadora y reportera a la que actualmente podemos ver en la cadena autonómica de Andalucía, Canal Sur. Esta ha aprovechado su altavoz en las redes sociales para denunciar la negligencia médica por la que ha perdido a su madre. Una dura experiencia que ha narrado sin dulcificar y que ha conmovido a rostros conocidos como Pastora Soler.

«Mi madre no ha podido luchar«, comienza diciendo Rocío, cuya madre ha fallecido de un cáncer que no le fue diagnosticado. «Cuando después de varios años de peregrinaje por más de cinco hospitales y DECENAS de visitas a diferentes especialidades médicas por fin dieron con la justificación de sus insufribles dolores, era tarde: la metástasis ya le había provocado un fallo multiorgánico«, cuenta la periodista.

Ya no había solución ni tratamiento que pudiera darle un ápice de esperanza a la paciente, y esta vivió un auténtico infierno. Así lo cuenta Rocío: «Ha agonizado a alaridos durante años sin ser atendida. Ha sufrido un trato denigrante y vejatorio con un falso diagnóstico de demencia al que se aferraban cuando mi madre gritaba de dolor pidiendo auxilio«.


En este punto entra en juego la salud mental, y es que la presentadora denuncia que se utilizaba esta como pretexto para mandarla «de vuelta a casa sin las pruebas que habrían justificado el origen de su indecible sufrimiento«. Tanto es así que la paciente intentó quitarse la vida para dejar de sufrir.

Pastora Soler lamenta esta terrible historia

 

Muchos sintieron cerca el dolor de Rocío. Una de ellas fue Pastora Soler, que no dudó en reaccionar a través de sus redes sociales: «¡Ay, por Dios, Rocío! ¡Qué dolor más grande! ¡No sabes cuánto lo siento!» La sevillana empatizaba con la también andaluza, y es que Pastora Soler también sabe lo que es vivir una batalla contra el cáncer de uno de sus progenitores. Su padre, fallecido en 2020, luchó durante años contra la enfermedad que al final terminó llevándoselo.

Si bien es cierto que Pastora Soler no vivió la indiferencia y mala praxis de los médicos que denuncia Rocío Arauz. «La semana pasada mi madre llegó con un hilo de vida a este último hospital donde ha fallecido. La traje para tratar de que un neurólogo pudiera determinar qué le estaba produciendo las últimas confusiones que presentaba. En menos de 24 horas, el diagnóstico demoledor: en la primera analítica aparecieron los marcadores tumorales muy altos. En el primer tac craneal: manchas metastásicas en el cerebro; en el tac de abdomen: cáncer metastásico de colon perforado. Había sufrido un infarto del que ni siquiera se había quejado«, narraba la periodista andaluza.

MÁS SOBRE: