Qué es la grisexualidad y por qué es importante hablar de ella

Te damos algunas claves que te ayudarán a entender qué es este nuevo término

Teresa Moreno

Desde hace años se han visibilizado diversos términos que definen la orientación sexual de una persona en todos los escenarios. Y uno de los más populares es la grisexualidad, que como podrás intuir por el nombre hace referencia a una escala de grises y no de negros ni de blancos. La traducción, coloquialmente hablando, es la de aquellas personas que sienten deseo por otros solo en determinadas y peculiares circunstancias.  

Estas dependen de cada uno, pero por lo general su nivel de deseo es bajo o al menos, solo se aviva con determinados momentos y circunstancias, tal y como recoge la sexóloga Sarah Melancon, en la revista Health. 

A estas alturas muchos se sentirán aliviados al encontrar una palabra que por fin defina lo que sentían y sienten; en cambio, para otros es un vocablo más con el que tendrán que empezarse a familiarizarse. 


¿Qué es la grisexualidad? 

 

Llegados a este punto es importante recalcar que la grisexualidad no tiene nada que ver con la orientación sexual, pero sí con el deseo como tal. Aclarado esto, vamos a empezar a hablar de qué es realmente la grisexualidad y por qué es importante hablar de ella. 

La grisexualidad está agrupada bajo el espectro de la asexualidad. Sin embargo, este término se localiza en una zona gris o neutra, entre lo sexual, que suele estar representado por el color blanco, y lo asexual, que más bien es representado por el negro. 

Por lo que a diferencia de este último grupo, que sienten un nivel de libido nulo, las personas grisexuales pueden llegar a sentir deseo erótico-sexual pero en condiciones muy especiales. Este contexto nos permite exponer cuáles son las características más generales de las personas grisexuales: 

  • La atracción sexual siempre es mucho mayor al impulso sexual. 
  • Pocas veces experimentan ese deseo, esa atracción. 
  • Y la libido solo aparece ante parámetros concretos de la persona.  

Es importante hablar de la grisexualidad porque ayuda a visibilizar que existe un grupo de personas que no se sienten identificados con lo normativo: ser sexual o asexual. En cualquiera de los casos, hablar de ello y darlo a conocer permite que todos conozcan un nuevo escenario, que siempre ha existido pero que hasta hace relativamente poco nadie sabía cómo etiquetarlo.  

Grisexualidad y relaciones de pareja 

 

Una de las incógnitas más repetidas que subyace sobre las personas grisexuales es si pueden enamorarse de otras personas o simplemente sentir algún tipo de atracción que vaya más de lo puramente sexual. 

Y es que al no sentir deseo nada más que en momentos muy concretos y en situaciones muy esporádicas, se tiende a pensar que tampoco pueden experimentar atracción por tener una relación. La respuesta es obvia: sí, claro que pueden. 

Pese a que el sexo ha estado muy ligado con las relaciones amorosas, la realidad es que no son incompatibles. Una persona grisexual puede enamorarse y sentir cosas por otra persona, pero apenas tendrá deseo sexual o sí lo tiene, será en circunstancias muy específicas. Y es que, aunque resulte evidente el amor es libre y cada uno tiene sus formas de verlo y entenderlo. Piensa que si ya ha desarrollado sentimientos hacia su familia y amigos podría también desarrollarlos hacia otra persona que está conociendo.  

Justo en este escenario, hay otro detalle importante a reseñar y es que, si estás empezando a quedar con otra persona con asiduidad y sencillamente le ves cómo alguien especial, no tengas miedo de mostrarte tal y como eres. Los expertos siempre recomiendan comunicarse para poder encontrar ese punto de entendimiento.  

Es indispensable que hables de la grisexualidad con la otra persona con total libertad, que le expliques cómo te sientes y que juntos intentéis llegar a un acuerdo respecto a vuestras necesidades sexuales. Eso sí también es importante que tengáis en cuenta que existen otras alternativas altamente satisfactorias como los masajes y las caricias.  

¿Qué hacer si crees que eres grisexual?

 

Lo primero no alarmarte y lo segundo, responder a las siguientes puede ayudarte a saber más de ti y si finalmente podrías ser grisexual:  

  • ¿Has sentido deseo sexual por alguien? 
  • ¿Cuándo ha sido la última vez que has sentido atracción hacia otra persona? 
  • ¿Existe algún patrón reiterativo en las veces que te has sentido atraído por alguien? 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO